5 Claves para Llevar una Alimentación Ecológica

España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea en producción ecológica, siendo además uno de los diez países más consumidores de este tipo de productos. Ya no solo las tiendas especializadas los venden; los supermercados comienzan a introducirlos en sus estantes, y cada vez son más los restaurantes que ofrecen menús elaborados únicamente a base de alimentos ecológicos y de proximidad. Parece haber una necesidad de recuperar el control sobre lo que comemos.

Los productos ecológicos aseguran unos procesos de producción más limpios, y como consumidores nos tranquiliza conocer el origen de lo que compramos. Pero, ¿hay una diferencia real en cuanto a beneficios para nuestra salud?, ¿merece la pena pagar más? Trataremos de despejar estas y otras dudas, y te daremos 5 claves para que lleves una buena alimentación ecológica.

¿Qué entendemos por alimentación ecológica? El etiquetado ecológico

Los términos «eco» o ecológico, «bio» o biológico y orgánico para referirse a los alimentos agrícolas y ganaderos destinados al consumo humano o animal son en la UE considerados sinónimos. Su uso está protegido y regulado por la normativa vigente para producción ecológica.

alimentación ecológica

Mientras en España empleamos más la palabra ecológico, en Francia está más extendida biológico y en el Reino Unido, orgánico. En cualquier caso, todas ellas designan un producto agrícola o agroindustrial obtenido bajo procedimientos sostenibles, limitando la utilización de sustancias químicas artificiales —pesticidas o plaguicidas y herbicidas— y aditivos alimentarios.

Hay un cuarto término: el alimento «kilómetro cero» o «km0», también conocido como «de proximidad» o «de cadena corta». Es aquel producido a 100 km como máximo del punto de consumo.

¿Es la alimentación ecológica más sana?

En general, llevar una alimentación ecológica es más sano. Los alimentos ecológicos están libres de pesticidas, aditivos alimentarios, residuos tóxicos y organismos genéticamente modificados (OGMs), y carecen de antibióticos y hormonas. Todo ello supone un beneficio tanto para la salud de los productores, al disminuir los riesgos derivados de la exposición a estas sustancias, como para la del consumidor final. Veamos qué nos dicen los estudios al respecto:

  • Los alimentos orgánicos suelen ser de mayor calidad, más nutritivos, saben mejor y crecen en suelos más sanos. Mira si no este estudio sobre las fresas.
  • Los cultivos ecológicos tienen concentraciones más altas de antioxidantes y más bajas de Cd. También hay mayor concentración de omega 3 en la carne orgánica, la leche y los productos lácteos (estudio, estudio).
  • Existe una asociación positiva entre una alimentación ecológica y la obesidad, o la reducción de la incidencia de enfermedades agudas como preeclampsia (hipertensión y elevados niveles de proteína en la orina durante el embarazo) e hipospadias (anomalía congénita en el pene).
  • Determinados pesticidas podrían actuar como disruptores endocrinos (estudio).
  • La exposición a plaguicidas organofosforados puede contribuir a la prevalencia del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, o TDAH, en niños (.pdf, 290 KB).

5 claves para llevar una alimentación ecológica

Ecológico vs. Km0

«Ecológico» no es lo mismo que «km0». Para producir el primero no se han empleado sustancias sintéticas, pero quizá ha recorrido miles de kilómetros hasta llegar a tu cesta. El segundo se recolecta en la temporada que corresponde y en su punto óptimo de maduración, y ha viajado poco, pero en su producción posiblemente se hayan utilizado sustancias artificiales.

Obviamente, si puedes comprar un alimento que sea ecológico y al mismo tiempo de proximidad, ¡mucho mejor! Lo que nos lleva a:

Consumo «de barrio»: fresco y de temporada

Las grandes empresas y corporaciones ven en la Green Revolution y en el auge de la alimentación ecológica una oportunidad de negocio. Pero no todo lo que nos venden como natural realmente lo es.

Aunque ambos cuenten con «sello», consumir alimentos ecológicos de un pequeño agricultor de tu zona, más ligado al cuidado de su tierra, será seguro mucho mejor en términos de salud y medioambiente. Además, estarás apoyando e incentivando el consumo local.

cómo llevar una alimentación ecológica

NO siempre «trae cuenta»

Alimentos como las citadas fresas, las uvas o las manzanas (piel fina), y los vegetales de hoja grande como lechuga, acelgas o espinacas (mayor superficie sobre la que se asientan los pesticidas) están más afectados por plagas. En el lado opuesto están los alimentos con cáscara o piel dura como plátanos, calabaza o aguacate, y el brócoli o la cebolla, que precisan menos pesticidas pues las plagas les «atacan» menos.

Teniendo esto en cuenta, decide si merece o no la pena pagar más. Un inciso: la carne ecológica, de animales alimentados con pasto, merece la inversión (estudio, estudio).

Desperdicio «0» y envasado casero

No desperdicies comida, «inventa» platos con las sobras, tal y como hacían nuestras abuelas y madres. También puedes comprar alimentos y envasarlos en casa, en tarros de cristal.

Los alimentos fermentados son un ejemplo de ello, sin aditivos ni conservantes y con una larga vida útil: encurtidos, chucrut, miso, kéfir, kombucha… Aquí tienes una lista.

Plástico NO

Evita en lo posible las bolsas de plástico y los envases innecesarios. Hazte con bolsas reutilizables y consume a granel.

¿Has oído hablar de #DesnudaLaFruta? Es una campaña que «pretende denunciar el uso abuso del plástico en la venta de algunos alimentos, en concreto […] frutas y verduras».

Desde ProKey, promovemos siempre una «alimentación real», basada en «comida real», en la que estén muy presentes los alimentos naturales y ausentes los productos procesados o ultraprocesados.

ProKey es un refresco probiótico ¡100 % natural! Con ingredientes procedentes de agricultura ecológica. La bebida ideal si sigues una alimentación y un estilo de vida ecológico, sostenible y saludable.

Si quieres probar los beneficios y necesitas saber dónde comprar kéfir de agua te proponemos estas opciones de Prokey con un precio especial:

  • Prokey Aqua BIO receta tradicional
  • Prokey Menta y Gengibre BIO
  • Prokey Hibisco Bio
  • Prokey Coco Bio

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí. Si quieres saber más del kéfir puedes seguir leyendo el blog de Prokey

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.