5 tipos de leches vegetales. Pros y contras de cada una

Molestias digestivas, alergia o intolerancia a la lactosa, seguimiento de dietas que excluyen el consumo de productos de origen animal como la vegana… Todo ello propicia que su presencia en el mercado y su consumo se hayan disparado en los últimos años.

Hablamos de las leches vegetales. Pero, ¿qué son y qué contienen exactamente estas bebidas?, ¿son saludables? Analizamos los tipos de leches vegetales más comunes para saber cuáles son las ventajas y los inconvenientes de tomarlas.

tipos de leches vegetales

La de origen animal «es la leche»

La «leche» es una secreción de color blanquecino producida por las glándulas mamarias de las hembras de los mamíferos. Su función es nutrir a la cría —bebé en el caso de los seres humanos— hasta que pueda digerir otros alimentos; protege su tracto gastrointestinal contra patógenos o toxinas y regula el metabolismo de la glucosa y la insulina.

Por su parte, la «leche vegetal» es la procedente de fuentes vegetales como frutos secos, cereales o semillas. Pero no es un producto lácteo, y por tanto la legislación advierte: no podrá denominarse «leche» sino «bebida de» o «bebida a base de».

En definitiva, leche es solo la de origen animal —vaca, cabra, oveja, etc. —. Aunque a lo largo de este artículo nos refiramos a estas bebidas como «leches» por ser la denominación con la que popularmente se conocen, en realidad son eso, «bebidas».

kefir de agua y kombucha prokey

¡ OFERTA EXCLUSIVA !

¿Te gustaría Probar Prokey GRATIS durante 10 días?

Solo te pediremos pagar los gastos de envío*

*Válido para España península y Baleares

5 tipos de leches vegetales. Pros y contras

La leche de vaca es la más alta en grasa y calorías, lo que suele emplearse como argumento en su contra. Si bien la grasa láctea está asociada a numerosos beneficios para la salud: contenido en omega 3; papel protector contra el cáncer y menor riesgo de problemas metabólicos por la presencia de ácido linoleico, ácido trans-palmitoleico o ácido butírico; o contribución a un mejor perfil lipídico (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio). También es la más rica en proteínas.

¡Ojo!, hablamos de leche entera y no de leche desnatada o light, en la cual dicha grasa láctea no está presente. Y tampoco lo está en las leches vegetales.

Pero si no te gusta, no la digieres o toleras bien, o el tipo de dieta que sigues no contempla productos de origen animal, las leches de origen vegetal son una alternativa. Así que a continuación analizamos los pros y contras de cinco tipos de leches vegetales:

  • Bebida de soja

La bebida de soja es la que más se acerca a la leche de vaca en cuanto a contenido en proteínas. No obstante, la proteína de la leche —proteína de suero o proteína lactosérica— es más beneficiosa que la proteína de soja (estudio, estudio).

Sus aclamadas isoflavonas pueden perjudicar la glándula tiroides y, al actuar como fitoestrógenos, afectan a la fertilidad (estudio, estudio, estudio).

  • Bebida de avena

De todos los tipos de bebidas vegetales, la de avena es la más baja en grasa. Pero eso, como ya sabemos, no la hace necesariamente mejor.

Muy similar a la bebida de soja: agua + un cereal + estabilizantes y aromas + vitaminas añadidas.

  • Bebida de arroz

La bebida de arroz es la de menor contenido en proteínas. En cambio, es la más alta en carbohidratos.

No es muy común ser alérgico o intolerante al arroz, pero sí lo es a la soja, la avena o las almendras. Por lo que resulta útil en estos casos. Su principal inconveniente: el arsénico en el arroz (artículo).

  • Bebida de almendras

La más baja en proteínas tras la bebida de arroz. Pero, ¿no son las almendras una buena fuente de proteínas? Por supuesto, pero es que apenas contienen. Encontramos bebidas con solo un 2-3 % de almendra, y en cambio un porcentaje bastante elevado de azúcar; además de sal, estabilizantes, emulgentes o aromas.

Si quieres aportar proteína, mejor cómete un puñado de ellas o prepara tu propia bebida de almendras en casa.

  • Bebida de coco

El coco es un gran alimento. La grasa es su principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados, por lo que su valor calórico es muy elevado. Si bien se trata de una grasa que tu cuerpo puede utilizar rápidamente como energía debido a su porcentaje elevado de triglicéridos de cadena media, motivo por el cual —paradójicamente— tiene «efecto adelgazante» (estudio).

Eso sí, hazte con una bebida de coco de calidad, esto es, con mucho coco y poco o nada de azúcar y aditivos.

leche vegetal - tpos

Al mencionarte sus inconvenientes, no queremos decir que tengas que suprimirlas. Si te gustan las bebidas vegetales, beber 1 o 2 vasos al día no va a perjudicarte, pero tampoco va a aportar nada relevante a tu salud. Esos «saludables» componentes están presentes en alimentos comunes, de forma bastante más barata y sin azúcar ni aditivos.

Nuestra bebida probiótica ProKey no es una leche vegetal, aunque sí es una bebida vegana. Como las bebidas vegetales, ProKey no contiene lactosa, por lo que es apta para personas con alergia o intolerancia a este «azúcar de la leche» (más info).

Además, a diferencia de las bebidas vegetales que aportan bastantes calorías en forma de azúcares y carbohidratos principalmente, Prokey es muy baja en azúcar y calorías, y es probiótica, por lo que favorecerá tu salud digestiva y general. ¡Pásate a PROKEY!

Puedes ver todas las variedades y sabores ProKey en nuestra Tienda.

Te proponemos estas opciones:

  • Prokey Aqua BIO receta tradicional
  • Prokey Menta y Gengibre BIO
  • Prokey Hibisco Bio
  • Prokey Coco Bio

Disfruta de tu refresco probiótico y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí.

Si quieres saber más del kéfir puedes seguir leyendo el blog de Prokey

 

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.