10 Características Fundamentales de los Probióticos que Deberías Conocer

¿Sabes qué son los probióticos del kéfir de agua? ¿Qué características de los probióticos son claves para tu salud? ¿Qué beneficos aportan, por qué te benefician y sobre todo por qué deberían llegar a tu organismo?

Si quieres conocer un poco más del tema de los probióticos, estás en el post correcto.

En España existe un órgano llamado Sociedad Española de Probiótico y Prebióticos (SEPyP). Es: “una organización científica sin ánimo de lucro dedicada al fomento y difusión del conocimiento científico y la investigación, la aplicación clínica y la divulgación sobre microbiota de las regiones corporales, probióticos y prebióticos y su impacto en la salud.

Está dirigida por investigadores y médicos, cuenta con unos 700 asociados. Además, está respaldada por las mayores industrias alimentarias y farmaceúticas como Danone o Bayer. Muchas de estas empresas producen alimentos y fármacos probióticos tanto humanos como veterinarios.

La sociedad se reúne cada año un par de días y ponen al día el estado científico en el tema de los probióticos.

A nivel mundial existe la Organización Mundial de Gastroenterologia que, aunque se ocupa de muchos más aspectos, también estudia y debate sobre los probióticos, sus características y sus usos.

Estas dos organizaciones emitieron sendos documentos de consenso en referencia al uso y comercialización de alimentos probióticos.

Podéis leer aquí la de la SEPyP y leer aquí la de la GWO.

El segundo documento es mucho más extenso. El primero repasa conceptos, presenta las diferentes cepas que habitualmente son consideradas probióticos y posteriormente hace un análisis pormenorizado del concepto probiótico a nivel científico y comercial. Además ofrece recomendaciones para la comercialización correcta desde un punto de vista científico de alimentos probióticos.

El documento de la SEPyP es mucho más sencillo; simplemente presenta 10 puntos en los que la sociedad estableció un consenso sobre los probióticos.

Ambos documentos coinciden en lo esencial así que vamos a ver los diez puntos del consenso de la SEPyP y explicarlos.

Diez características de los probióticos que debes saber

caracteristicas probioticos kéfir de agua

Los probióticos son beneficiosos para la salud

Los probióticos como los que contiene el kéfir de agua son microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio a la salud del hospedador.

Este es un aspecto que ya ha aparecido muchas veces en este blog.

Un microorganismo probiótico debe ser ingerido vivo, debe llegar vivo al intestino y debe ser capaz de realizar allí funciones positivas para nosotros.

Por ejemplo, un yogur pasteurizado no podría ser nunca un alimento probiótico, ya que la pasteurización mata los microorganismos que han elaborado en yogur.

Los productos procedentes de microorganismos no son considerados probióticos

Las sustancias “constituyentes de” o “producidas por” microorganismos no deben considerarse probióticos aún cuando tengan efectos biológicos saludables.

Si volvemos al ejemplo del yogur pasteurizado, una vez muertos los microorganismos, el alimento no es probiótico, aunque en la fermentación se hubiesen liberado péptidos (pequeñas proteínas) con bioactividad favorable para nuestro sistema inmune.

Los productos probióticos nos benefician gracias a la acción combinada de los microorganismos y los metabolitos que han generado, pero sin los primeros, no podemos considerar que el producto sea probiótico.

Solo en probiótico si existe demostración científica de sus beneficios

Para que un microorganismo se calificado de probiótico es imprescindible demostrar científicamente que produce efectos beneficiosos sobre la salud del hospedador.

Así que si un determinado Lactobacillus no se ha sometido a estudio, no podemos decir que sea probiótico aunque efectivamente lo sea y aunque de forma genérica se considera que todos los Lactobacillus tienen propiedades probióticas.

No vale cualquier estudio para calificar como probiótico a un microorganismo

Los efectos beneficiosos para la salud deben demostrarse mediante estudios realizados en población humana con metodología científica adecuada.

Hay que estudiar los microorganismos/alimentos probióticos directamente sobre personas.

Enlaza con el siguiente punto.

Los modelos o estudios en laboratorio de probióticos son claves pero no prueban la eficacia en humanos

Los estudios de laboratorio o en modelos animales son un requisito imprescindible antes de realizarlos en población humana, y proporcionan información sobre mecanismos de acción, pero por sí mismos no son prueba suficiente de eficacia en salud humana.

Aunque se haya demostrado que un microorganismo o un alimento tenga efectos probióticos en el laboratorio o con modelos animales, no es suficiente para que científicamente se lo considere probiótico, hay que llevar los estudios a humanos.

Los efectos saludables demostrados por una cepa microbiana específica no son extrapolables o atribuibles a otras cepas de la misma especie.

Para entender este punto hay que tener clara la diferencia entre especie y cepa.

Especie hace referencia al grupo microbiano, por ejemplo Lactobacillus plantarum.

Cepa hace referencia a un solo individuo de esa especie, y normalmente se nombran con un código o nombre que el propietario de la cepa escoge a su criterio, por ejemplo Lactobacillus plantarum EC1.

Lo que nos indica esta afirmación es que si Lactobacillus plantarum EC1 es probiótico, no implica que Lactobacillus plantarum EC2 también lo sea. Habría que estudiarlo (las diferencias entre cepas, por ejemplo EC1 y EC2, son observables a nivel genético).

características probióticos kéfir de agua

Una cepa probiótica puede ser efectiva para una indicación pero no para otra

Una cepa microbiana con categoría de probiótico por haber demostrado eficacia en una indicación concreta (por ejemplo prevención de diarrea) no es necesariamente válida para otras indicaciones (por ejemplo prevención de alergias).

Así que no es suficiente estudiar una cepa probiótica, sino que hay que estudiarla para cada aplicación concreta y por tanto, la comercialización y difusión se hará sólo para dicha aplicación.

Los probióticos funcionan muy bien en salud gastrointestinal

La eficacia de algunas cepas probióticas está ámpliamente documentada para indicaciones concretas de salud gastrointestinal (por ejemplo algunos tipos de diarrea, estreñimiento, intestino irritable, inflamación intestinal).

O sea, que en el campo de la salud intestinal es dónde más pruebas hay de los beneficios del uso de probióticos a diario.

Existen cepas probióticas con eficacia demostrada para indicaciones sobre el sistema inmune (por ejemplo prevención de infecciones).

Aunque no es tan general como el aspecto previo, los probióticos también han demostrado su efecto sobre el sistema inmunitario.

La eficacia de un probiótico en un tipo de población no es extrapolable a otra población diferente

Las evidencias científicas sobre un tipo de población no son extrapolables a otra población que varíe en edad (niños y ancianos) o en estado fisiológico (por ejemplo gestación y lactancia).

Esto implica que un alimento probiótico no sólo debe estudiarse en humanos y para una aplicación concreta específica, sino que también en un grupo de edad o estado específicos.

El documento de la WGO va mucho más allá y hace referencia a la comercialización de productos/alimentos acabados.

Todos los puntos anteriores ya no son aplicables a cepas, sino al producto. Es decir, si tenemos la cepa Lactobacillus plantarum EC1 que ha demostrado es probiótica para la diarrea en adultos y formulamos un alimento con ella, el alimento no puede ser llamado probiótico porqué tiene que hacer las mismas demostraciones que hizo la cepa.

Los consensos científicos no son “la verdad”, son sólo un acuerdo al que un grupo de estudiosos de un tema han llegado. De hecho, desde el punto de vista científica, son la prueba de peor grado científico que hay.

En este documento puedes aprender más sobre la validez científica de un estudio. A pesar de ello, son guías que se usan a nivel general y cotidiano y sirven de norma común bajo la que regirse.

Así que ambos documentos científicos, por un lado ayudan a establecer una reglas básicas para el uso del término probiótico. Si no se cumplen, no puede usarse.

Pero por otro, se ponen unas barreras muy fuertes para que empresas pequeñas puedan acceder a poder denominar probióticos a sus productos. Aunque tu producto sea probiótico, como no puedes permitirte pagar toda la cadena de estudios que llevaría demostrar sus efectos, no podrás venderlo como probiótico.

Esto es algo muy típico de Europa.

La sobreprotección al consumidor frente a intentos de engaño (que todo fuese probiótico porqué sí), ejerce de freno real a la competencia entre empresas, siendo las pequeñas las más perjudicadas normalmente. En cambio, en USA, que tiene una política mucho más liberal al respecto, sería mucho más sencillo la comercialización bajo la denominación de probiótico.

Hemos profundizado un poco más en los aspectos legales del término probiótico.

Aunque tengas productos probióticos, no podrán ser comercializados bajo esta denominación si no siguen la batería de demostraciones que es requerida. Además, de hacerlo, su uso quedará muy limitado, ya que estarás obligado a ceñirlo a una condición clínica, edad y estado fisiológico. Esto convertiría tu alimento probiótico en un fármaco, cosa que no tiene mucho sentido.

Un alimento es un alimento, por mucho que tenga efectos beneficiosos sobre la salud, es un alimento, no es un fármaco, no trata condiciones clínicas. Y esto nos lleva a otra lucha, ¿dónde queda la dietoterapia frente a la farmacología? Bastante complejo, ¿verdad?

Vale la pena acabar con la famosa cita de Hipócrates; “Que tu medicina sea tu alimento y tu alimento sea tu medicina”.

Si quieres conocer un  poco más sobre el mundo de los probióticos y en concreto del kéfir de agua e ir a tiro hecho, las bebidas Ecológicas de Prokey te aseguran la calidad de los ingredientes, el proceso de elaboración, las propiedades de la bebidamantienen el sabor que esperas gracias a un proceso estudiado y a los avances en I+D que hemos llevado a cabo para conseguirlo.

Gracias a ello, te ofrecemos estas dos bebidas ecológicas Prokey de Kéfir de agua a un precio único:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí. Si quieres saber más del kéfir puedes seguir leyendo el blog de Prokey

1 comentario en “10 Características Fundamentales de los Probióticos que Deberías Conocer

  • Un articulo con informacion importante que deberia de difundirse, pues la industria ha explotado el nombre de provioticos, sin demostrarse en muchos casos las bases cientificas que lo avalen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *