Kombucha para diabéticos: preguntas y respuestas sobre su relación

Se ha convertido en tendencia el hablar de los beneficios para la salud de la kombucha, y muy especialmente en el caso de personas diabéticas. Sin embargo, apreciamos cierta imprecisión en muchas de las informaciones que se publican en internet.

Dado que la diabetes es un trastorno de la salud que suele revestir gravedad, consideramos que hay que ser muy estrictos a la hora de manejar el tema de la diabetes y la kombucha.

Pero para ello, primero es necesario que queden claros algunos conceptos fundamentales, tanto acerca del producto como de la enfermedad.

 

¿Puedo tomar kombucha si tengo diabetes?

 

Beber kombucha prokey beneficios

 

¿Qué es la kombucha?

 

La kombucha es una bebida de origen oriental, también conocida como hongo de Manchuria, hongo de té u hongo chino.

Se elabora a partir de infusiones de té verde o negro, ricas en antioxidantes, a las que se les añade un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras que tienen propiedades altamente beneficiosas para la salud.

Todas estas levaduras y bacterias provocan la fermentación de la infusión de té. Por tanto, la kombucha es una bebida fermentada derivada del té.

Lo que aún no hemos dicho es que esos microorganismos que provocan la fermentación del té tienen una característica común: todos ellos están clasificados como probióticos.

Así que la kombucha es una bebida que combina las propiedades saludables de los antioxidantes procedentes del té y las de los probióticos utilizados para la fermentación.

 

Beneficios generales para la salud humana del consumo habitual de kombucha

 

Debido a su alto contenido en probióticos y antioxidantes, la kombucha es una bebida muy recomendable para contribuir a un óptimo estado de salud cardiovascular, digestiva, intestinal, e inmunitaria.

Un consumo controlado y continuado de kombucha produce en nuestro organismo los siguientes efectos positivos, debidos a los antioxidantes:

 

  • Protección frente a enfermedades cardiovasculares.
  • Reducción de los efectos negativos del envejecimiento.
  • Refuerzo del sistema inmunitario.

 

Adicionalmente, los probióticos contenidos en la kombucha son los responsables de estos otros beneficios:

 

  • Mantenimiento y equilibrio de la flora intestinal.
  • Prevención de trastornos del aparato digestivo.
  • Estimulación de la síntesis de vitaminas.
  • Modulación del sistema inmunitario.

 

Como vemos, el beneficio para el sistema inmune es doble, debido a la acción sinérgica de antioxidantes y probióticos.

Hacemos notar que los beneficios de la kombucha para la salud solamente se evidencian si existe un consumo regular. No se trata de un producto milagroso cuyos efectos puedan comprobarse de un día para otro.

Entremos ahora en el tema de la diabetes, porque este capítulo merece ser tratado aparte.

 

Tipos de diabetes

 

Las causas de la diabetes son muy variadas y la enfermedad se presenta en tres tipologías bien diferenciadas. Veamos, una por una, las diferentes modalidades en las que puede presentarse esta enfermedad:

 

Diabetes tipo 1

 

El organismo no produce insulina en cantidades suficientes, por lo que se produce una acumulación de glucosa en la sangre del enfermo. Sus causas son desconocidas, aunque se sospecha que existe influencia genética o hereditaria.

El único tratamiento es la administración externa de insulina, a diario y durante toda la vida del diabético.

 

Diabetes tipo 2

 

El organismo sí produce insulina, pero no funcionan los mecanismos bioquímicos de reducción de la glucosa. Como en el caso anterior, se produce un exceso de glucosa en la sangre del paciente.

Las principales causas son:

  • Enfermedades metabólicas.
  • Trastornos endocrinos.
  • Historial prolongado de alimentación con exceso de azúcares refinados.

Según la gravedad, el diabético tipo 2 podrá controlar la enfermedad mediante una dieta alimenticia o, además, necesitará aportes externos de insulina que pueden ser diarios u ocasionales.

 

Diabetes gestacional

 

Este tipo de diabetes se presenta de improviso en mujeres gestantes, preferentemente si son obesas o si ya padecían anteriormente algún trastorno endocrino o metabólico.

Pero esto no excluye a las mujeres sin historial de obesidad o enfermedad previa al embarazo. Cualquier mujer embarazada puede padecer diabetes gestacional.

La etiología es desconocida y la enfermedad suele desaparecer espontáneamente poco después del parto.

El tratamiento habitual es nutricional, pero en ocasiones puede precisarse suministro de insulina o medicaciones que ataquen los trastornos endocrinos y metabólicos de fondo que favorecen la diabetes en la embarazada.

 

Kombucha probiotico Prokeydrinks

 

Diabetes y kombucha: ¿Son compatibles?

Ahora que conocemos los tres tipos de diabetes, es cuando podemos analizar con criterio en qué puede beneficiarnos la kombucha si padecemos esa enfermedad.

 

¿Me beneficiará tomar kombucha si padezco diabetes tipo 1?

 

Los estudios sobre probióticos y diabetes tipo 1 son concluyentes: el consumo de probióticos puede ser útil para prevenir la aparición de este tipo de diabetes, pero no está científicamente comprobado que produzca beneficios significativos cuando la diabetes tipo 1 ya está desarrollada.

Tampoco existen ensayos clínicos que certifiquen que los antioxidantes son efectivos contra la diabetes tipo 1, por lo que, si este es tu caso, puedes tomar kombucha para aprovechar sus propiedades saludables pero no esperes que te sea de gran ayuda en el control de tu enfermedad.

 

Los efectos de la Kombucha en pacientes con diabetes tipo 2

 

Por el contrario, lo que sí está documentado es que cuando el diabético tipo 2 consume regularmente probióticos mejoran sus niveles glucémicos. Y lo mismo ocurre con quienes padecen diabetes tipo 2 y mantienen dietas en las que abundan los antioxidantes.

Dado que la kombucha es rica en ambas cosas, puede ser una alternativa nutricional adecuada en este tipo de diabetes, siempre que se tengan en cuenta las precauciones generales alimentarias recomendadas para los pacientes diabéticos.

 

¿Es útil si tengo diabetes gestacional?

 

El embarazo y la lactancia son etapas nutricionalmente complicadas para la mujer. Si además aparecen trastornos asociados como la aparición de diabetes gestacional, la situación se torna aún más compleja.

Nuestro consejo es que durante esas etapas te abstengas de probar ningún alimento, bebida o suplemento nutricional que no haya sido prescrito por tu médico o por tu nutricionista, incluida la kombucha.

Una vez hayas dado a luz y superado el periodo de lactancia, será el momento de que te decidas a probar la kombucha y verificar sus efectos beneficiosos para tu organismo.

 

Precauciones a tomar por parte de los consumidores diabéticos

 

Todos los diabéticos, sea cual sea su tipo de diabetes, deben tener en cuenta que la kombucha es una bebida fermentada, por lo que puede contener ciertos carbohidratos o azúcares en diversas proporciones, según el fabricante y la modalidad de elaboración.

Por lo tanto, deben manejar el consumo de esta bebida adoptando las mismas precauciones que con cualquier otro alimento susceptible de contener hidratos de carbono:

Es imprescindible verificar la composición nutricional que figura en el etiquetado, la moderación en la ingesta y la autocomprobación de la evolución de los índices glucémicos tras su consumo.

4/5 (4 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.