Las 10 cosas que debes saber sobre probióticos si tienes colon irritable

El consumo de probióticos está completamente a la orden del día. Sin embargo, ¿es recomendable si se padece de colon irritable? Te contamos todo lo que necesitas saber:

Probióticos si tienes colon irritable: las preguntas más frecuentes y sus respuestas

Las personas que sufren de colon irritable suelen sufrir de dolor abdominal y cambios continuos en el ritmo intestinal, como pueden ser diarrea o estreñimiento. Sin embargo, los probióticos pueden ser de gran ayuda.

Si te planteas la posibilidad de tomarlos, lo siguiente te será de gran ayuda:

1. ¿En qué ayudan los probióticos a las personas que padecen el síndrome del intestino irritable? ¿Son recomendables?

El síndrome del intestino irritable (SII) provoca importantes cambios en la flora intestinal. Mientras que, el consumo de probióticos lo que hace es equilibrar la flora intestinal aumentando las bacterias beneficiosas y mejorando la calidad de vida del paciente.

Hay probióticos que han mostrado una mejora significativa de los síntomas del SII, donde los pacientes vieron cómo disminuían las molestias en el abdomen, dolores, hinchazón o dificultad en cuanto a la movilidad intestinal.

Por lo tanto, al seguir un tratamiento con probióticos se consigue mejorar el dolor abdominal, las flatulencias y la sensación de distensión abdominal. Por lo que es realmente beneficioso para las personas que sufren este problema de salud.

En definitiva, sí, es recomendable.

2. ¿Qué probiótico es bueno?

Hay especies de probióticos especialmente populares como los lactobacilos y las bifidobacterias.

  • Lactobacilos: es un tipo de bacteria beneficiosa que vive en el sistema digestivo, urinario y genital. Se encarga de que el intestino funcione bien al combatir las bacterias malas y forman parte de la flora intestinal.
  • Bifidobacterias: este grupo de bacterias suelen habitar en los intestinos. Se utilizan vía oral para tratar el trastorno intestinal del síndrome de colon irritable, por lo que son muy beneficiosas.

3. ¿Qué tipo de probióticos elegir?

Ojo, aunque los probióticos son buenos, no todos son iguales. Hay diferentes y debes saber qué cepa va a ser más beneficiosa para ti según tu caso.

 En el párrafo anterior te hablamos de los lactobacillus y los bifidobacterium, que son de las mejores opciones para empezar. Pero nuestro consejo es que lo hagas en cantidades pequeñas para ver cómo reacciona tu organismo.

Las personas que sufren gases, hinchazón o estreñimiento pueden tomar lactobacillus acidophilus o lactobacillus casei, dado que es muy recomendable para equilibrar la flora intestinal y en personas con problemas de colon irritable.

En el caso de sufrir diarrea, sí suelen funcionar mejor las cepas de saccharomyces boulardii. Mientras que para infecciones vaginales, los lactobacillus acidophilus.

4. ¿Cuánto tiempo tomarlos?

Una de las preguntas más frecuentes es cuanto tiempo tomar los probióticos en los casos de colon irritable. La verdad es que lo habitual pasa por 1-3 meses para mejorar los problemas de digestión.

No obstante, depende de cada caso y del paciente en sí. Es mejor consultarlo siempre con un profesional.

5. ¿Cómo se toman?

Lo habitual pasa por tomar los probióticos en ayunas, por la mañana y simplemente con un vaso de agua. Al menos unos 15 minutos antes de desayunar.

Hay que tener en cuenta que al tomarlos el organismo pasa a tener más bacterias positivas digestivas, pero en exceso podría desencadenar en el aumento de gas. Por lo que, el exceso en su consumo también podría desequilibrar la flora intestinal regular y causar problemas intestinales y digestivos. Hay que seguir las instrucciones.

6. ¿Hay que pedir permiso al médico?

No es necesario. Hay pacientes que se sienten más cómodos haciéndolo y también médicos que directamente lo recomiendan a sus pacientes. En cualquier caso, cada vez es más habitual que el médico de cabecera o el pediatra recete probióticos.

Hay que tener en cuenta que el médico actúa como elemento de autoridad frente al paciente. De hecho, 2 de cada 3 pacientes a los que se recomienda probióticos, acabó tomándolos. De estos, un 30% incluso desconocía la existencia de los mismos.

7. ¿Pueden tener efectos secundarios?

Prácticamente todo tiene efectos secundarios. En el caso de los probióticos podría desencadenar en gases, hinchazón, dolor de estómago o confusión mental.

 Siempre es importante informarse de los posibles efectos secundarios antes de tomarlos, sobre todo para actuar en el caso de que dé algún tipo de reacción. Así como respetar las tomas.

8. ¿Se puede dar en mujeres embarazadas o en lactancia?

Por supuesto. No hay ningún problema.

9. ¿Les hace daño el calor?

Estos organismos vivos no pueden vivir si hace mucho calor. En muchos casos es necesario guardarlos en la nevera. Pero nuestro consejo es que leas bien la etiqueta para asegurarte.

10. ¿Se pueden combinar con alimentos prebióticos?

Puede ser una excelente idea. De hecho, en cuanto a los alimentos que estimulan el crecimiento de las cepas de probióticos nos encontramos con la avena, los ajos, las patatas, las legumbres, las cebollas, los plátanos, los puerros, etc. Digamos que, siguiendo este tipo de dieta conseguimos potenciar el efecto de los probióticos.

No obstante, ante la duda siempre recomendamos consultar con un especialista o incluso puedes preguntarnos. Y si te interesa empezar a experimentar con un probiótico ahora que sabes más sobre ellos, ¿has oído hablar de las bondades del kéfir de agua de Prokey Drinks como probiótico? Antes de despedirnos, lo vemos:

> Bondades del kéfir de agua de Prokey Drinks como probiótico

Los beneficios del kéfir de agua son tantos que es posible que hayas oído hablar de ello. Y es que, estamos ante un probiótico debido a que contiene microorganismos vivos que van a parar el intestino y ejercen sus funciones metabólicas beneficiosas para el organismo. Y es beneficioso para personas que sufren de colon irritable.

Pero también tiene muchas otras bondades importantes como que hidrata y aporta minerales, mejora la flora intestinal (muy importante para los pacientes que sufren de colon irritable) e incluso tiene una importante actividad antiinflamatoria, causando bienestar a quienes lo consumen.

Por lo tanto, el kéfir de agua es un gran aliado para las personas que sufren de problemas de colon irritable. Recuerda que en nuestra tienda de productos probióticos encontrarás productos que te serán de gran ayuda para que te sientas mejor. ¡Te ayudamos en lo que necesites!

4/5 (4 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.