Tipos de lactobacillus que puedes encontrar en prokey y sus efectos

Cada vez hay más evidencia de que los probióticos, independientemente del «tipo», promueven una serie de beneficios relacionados con la función intestinal o digestiva y el sistema inmune. Son efectos beneficiosos comunes, que se atribuyen a los probióticos en general.

Si bien existen otros que sí dependen del tipo de probiótico que se emplee. Por esta razón, queremos contaros cuáles son los tipos de Lactobacillus que puedes encontrar en ProKey y qué efectos nos dice la ciencia que tienen en nuestra salud.

 Tipos de Lactobacillus en PROKEY

Lactobacillus es un género de bacterias, bacterias del ácido láctico (BAL), cuyo nombre vulgar es «lactobacilo». Están presentes en nuestro organismo —y en el de otros animales—, concretamente en el tracto gastrointestinal (GI), el sistema urinario, el sistema genital y la piel. Son bacterias benignas y necesarias.

Al producir ácido láctico, crean un ambiente ácido que inhibe el crecimiento de bacterias patógenas. Este es el primer beneficio del consumo de lactobacilos y otras BAL; el resto os los contamos enseguida.

Cuando hablamos de «tipos de Lactobacillus» nos referimos a especies, a cepas (post sobre cepas que puede contener un probiótico).

Hay muchas especies y cepas de Lactobacillus, muchísimas: ver Wikispecies y NCBI*. Algunas se utilizan industrialmente para la fabricación de yogur, queso y otros alimentos fermentados, y son por ello más conocidas; es el caso de L. acidophilus o de L. casei, por ejemplo.

PROKEY contiene las siguientes especies bacterianas probióticas o tipos de Lactobacillus:

  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus bulgaricus
  • Lactobacillus helveticus
  • Lactobacillus casei
  • Lactobacillus reuteri
  • Lactobaccillus rhamnosus

*Algunas son cepas comerciales, cuyos nombres han sido registrados por fabricantes de probióticos según las pautas de la FAO/OMS (informe en español).

¿Cuáles son sus beneficios?

Las BAL, como los lactobacilos, tienen potencial para regular la inmunidad, es decir, la respuesta de nuestro sistema inmune ante agresiones e infección. Esto es así porque pueden interactuar con las células inmunes del tracto GI (revisión, estudio, estudio, estudio).

«La microbiota intestinal está desempeñando funciones más importantes en la regulación inmune del huésped de lo que se esperaba inicialmente», señala este estudio.

¿Y esto en qué se traduce?

A través de la modulación de nuestro sistema inmunitario, los Lactobacillus y otros probióticos pueden prevenir o mejorar una variedad de enfermedades, patologías y condiciones de salud.

En este artículo te enumerábamos quince. Quince beneficios que los estudios atribuyen a L. acidophilus, L. bulgaricus y L. helveticus, que son las especies Lactobacillus que puedes encontrar en ProKey ULTRABIOTIC, probióticos en cápsulas; los recordamos:

  1. Diarrea asociada a antibióticos (DAA)
  2. Diarrea asociada a difficile (DACD)
  3. Gastroenteritis
  4. Infección por pylori
  5. Encefalopatía hepática (EH)
  6. Enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA)
  7. Diabetes
  8. Estreñimiento
  9. Mala digestión de la lactosa
  10. Síndrome del intestino irritable (SII)
  11. Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)
  12. Sepsis posoperatoria
  13. Enfermedades alérgicas
  14. Cáncer
  15. Enfermedades mentales

A los que, a continuación, añadimos los beneficios respaldados por la investigación de los tres tipos de Lactobacillus restantes que empleamos en PROKEY, en ProKey ULTRABIOTIC VIT C + probióticos: L. casei, L. reuteri y L. rhamnosus.

Sin olvidar los beneficios derivados, ya no de las bacterias mismas, sino de los subproductos que estas secretan: los postbióticos (revisión).

Y uno más…

Lactobacilos para el envejecimiento

El envejecimiento es la fuente de muchos problemas de salud en humanos, incluida la obesidad y la diabetes.

En el presente estudio, publicado recientemente, se examinaron los efectos de dos cepas de bacterias Lactobacillus reuteri: L. reuteri BM36301 (cepa antiinflamatoria) y L. reuteri BM36304 (cepa proinflamatoria). Ambas se suministraron a ratones envejecidos (sometidos a un envejecimiento acelerado) mientras los alimentaban con una dieta estándar durante 20 semanas.

Curiosamente, las cepas provocaron efectos distintos dependiendo del género de los animales:

Los machos tratados con BM36301 experimentaron menos aumento de peso y un mayor nivel de testosterona; las hembras, menos inflamación, piel sana y crecimiento del cabello. Y mientras los machos tratados con BM36304 desarrollaron más inflación y niveles más altos de insulina, las hembras no experimentaron los efectos de esta cepa.

Conteo de folículos pilosos (HF). Fuente: bmcmicrobiol.biomedcentral.com.

¿Conclusión?

Lactobacillus reuteri ayudó a los ratones a mantenerse saludables a medida que envejecían, mejorando varios aspectos —inflamación, peso corporal, niveles de testosterona e insulina, desarrollo capilar— de los problemas de envejecimiento.

Otras investigaciones apuntan asimismo a los beneficios de la suplementación con Lactobacillus para el envejecimiento saludable (estudio, estudio). No obstante, se necesitan estudios que confirmen estos efectos en humanos.

Autora Elisabeth Lahoz

En las bebidas ProKey y en ProKey cápsulas empleamos especies de Lactobacillus y otras bacterias lácticas de los géneros Bifidobacterium, Lactococcus y Streptococcus.

Bacterias que favorecen la función intestinal/digestiva y contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmunitario y las defensas naturales del organismo. Además de ser potencialmente beneficiosas en otros aspectos y condiciones de salud.

5/5 (3 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.