TOP 15 alimentos laxantes para incluir en tu dieta

Cuidar de la salud en todos sus aspectos es algo que cada vez se tiene más en cuenta. Y es tan importante hacer ejercicio, cuidar el peso y nutrir la piel como asegurarse un buen tránsito intestinal con alimentos laxantes.

Acudir al baño de manera habitual es esencial para vivir mejor. Un estómago que funcione de manera correcta y permita hacer las necesidades de manera normal contribuye a sentirse menos pesado, con más energía e incluso a controlar mucho mejor el peso.

Pero el día a día, la rutina, la mala alimentación, el estrés y otros factores pueden hacer que el tránsito intestinal sea irregular y que haya que poner medidas para acabar con la situación. Una dieta contra el estreñimiento es la mejor solución en estos casos.

En un recetario tan rico y variado como el de la dieta mediterránea es fácil contar con algún alimento laxante cada día. Estos tienen la capacidad de activar las enzimas y los mecanismos de los órganos del tracto digestivo y ayudan a ir al baño.

La comida laxante es sana, natural y se puede integrar perfectamente en el día a día sin que aporte ningún punto negativo y sí muchos positivos. Sin duda, para detener el estreñimiento esta dieta laxante es lo mejor.

¿Pero qué significa que un alimento sea laxante?

Existen una serie de alimentos que por sus características mejoran el tránsito intestinal. Se trata de unas sustancias como el sorbitol, azúcares probióticos o las fibras insolubles que hacen una limpieza del estómago y ayudan a ir al baño de manera más seguida.

Cada uno de estos alimentos funciona por un motivo distinto, pero todas tienen el mismo objetivo: detener el estreñimiento y hacer que ir al baño sea menos traumático, ya que en ocasiones el estreñimiento puede causar molestias.

Los alimentos más laxantes: TOP 15 de mi despensa

No hay que pensar que los alimentos laxantes son extraños y difíciles de encontrar en el mercado. De hecho, la mayoría de ellos estarán en la despensa de cualquier hogar y se consumen habitualmente. Para que la dieta laxante sea efectiva, quizá toque ampliar el número de piezas de estos alimentos que se toma al día; los cambios se ven de manera inmediata.

Esta es una selección de los más útiles y fáciles de integrar en el día a día y en una infinidad de recetas:

Café

El café, alimento consumido por un altísimo porcentaje de adultos españoles cada día desde primera hora de la mañana, tiene efectos laxantes. De hecho, está considerado como uno de los más potentes alimentos laxantes por su capacidad de estimular los movimientos del colon y el recto, lo que propia la necesidad de ir al baño.

Sandía

El postre favorito de los veranos es también una excelente ayuda para mejorar el tránsito intestinal. ¿Por qué? Porque es agua. Al tomar una tajada de sandía estamos ingiriendo un 99% de agua, lo que es ideal para mantener los intestinos en movimiento. En este caso, no se trata tanto de la sustancia que lleve la sandía incorporados, sino de los beneficios de estar hidratados para que el estómago y los intestinos puedan realizar bien su trabajo.

Calabaza

En crema, cocida, al horno… La calabaza es un alimento delicioso… ¡Y también imprescindible como comida laxante! Contiene una alta dosis de fibra que es necesaria para que el estreñimiento se convierta en un mal sueño pasado. Además, es un alimento súper saludable debido a la baja cantidad de carbohidratos y azúcar que contiene. Y todavía tiene más: es muy rica en potasio, ideal para que el tracto digestivo se mantenga trabajando de manera continua.

Yogur y Kéfir

El yogur de leche o de kéfir es esencial por su alta cantidad de sustancias prebióticas. Estas sirven para mantener en excelentes condiciones las bacterias que habitan en la flora intestinal, esenciales para una buena digestión y procesamiento de los alimentos en el estómago. Disponer de una ‘población bacteriana’ sana, activa y estimulada es lo mejor contra el estreñimiento.

Alcachofa

Rico alimento de temporada (aunque también se puede encontrar en deliciosas conservas cada día más elaboradas), es una de las verduras con efecto laxante más buscada y recomendada por los profesionales de la dietética y la nutrición. Son especialmente ricas en fibra y eso hace que el deseo del cuerpo de evacuar se estimule y se vaya a baño con más frecuencia.

Ciruelas

Quizá una de las frutas más reconocidas como comida laxante. Esto es así por su alto contenido en sorbitol. ¿Y qué es esto? Un alcohol azucarado que contiene esta fruta y que es difícilmente absorbido por el cuerpo, por lo que llega al intestino en grandes cantidades, donde se convierte en un excelente probiótico y estimula el movimiento de las paredes del colon.

Eso sí: se debe consumir con un poco de cuidado. Un exceso de ciruelas en la dieta laxante puede provocar justamente el efecto contrario y generar unas diarreas muy incómodas.

Espárragos

Excelente opción: ricos en fibra soluble y en fibras insolubles que trabajan para realizar una minuciosa limpieza intestinal. Además, aumentan el volumen de las heces y eso también se traduce en más ganas de ir al baño.

La pregunta con los espárragos es: ¿mejor verdes o blancos? Pues en este caso, es cuestión de gustos. En la dieta para detener el estreñimiento no importa cuál de estos dos tipos se use, pues ambos tienen los mismos efectos positivos.

Plátano

Otra de las frutas con más fama como alimento laxante. En realidad el plátano es una fruta 10, pues sirve para muchísimas cosas positivas relacionadas con la nutrición, la salud y el buen funcionamiento del organismo.

Desde el punto de vista del tránsito intestinal, el plátano supone un excelente aporte de fibra que sirve para el ya citado movimiento intestinal. Además, aporta azúcares totalmente útiles para la mejora de la flora intestinal.

Kiwi

En este top de alimentos laxantes no podía faltar el kiwi. Y es que es un superalimento laxante: 5 gramos de fibra cada 100 kilocalorías es una cantidad súper elevada que convierte al kiwi en el gran laxante natural por excelencia.

Además, es una fruta con gran cantidad de agua, lo que hace que su digestión sea fácil y que pronto llegue al tracto intestinal. Con el kiwi todo son ventajas.

Verduras verdes

Las hojas de espinacas o de acelgas, las lechugas… todas las verduras de hoja verde son esenciales en una dieta contra el estreñimiento. Se recomienda comer en crudo, ya que sus efectos entonces son mucho más grandes. Funcionan porque son altas en fibra y contienen mucho magnesio, que actúa como relajante muscular y hace que las heces sean más blandas y se muevan más fácilmente por los intestinos.

Agua de coco

Quizá este sea un alimento laxante menos habitual en las cocinas españolas, pero hay que señalar que la popularidad de las cocinas del mundo lo han convertido en un tipo de complemento en cada vez más cocinas.

El agua de coco es esencial por el aporte de vitaminas que supone, además de ser un excelente remineralizante y rehidratante que potencia la digestión. Pero hay más: el agua de coco contribuye a reducir la retención de líquido y aporta fibra para regular el trabajo intestinal.

Cereales integrales

Utilizar harinas integrales en bizcochos, tomar cereales integrales, pan o galletas realizadas con harina integral. Es uno de los principales consejos cuando se busca una dieta de alimentos contra el estreñimiento.

Y es que el aporte de fibra que ofrecen los cereales integrales es sensacional para impulsar los movimientos intestinales y que esto se traduzca en un mayor número de visitas al baño. ¡Y además están deliciosos!

Frutos rojos

Fresas, moras, arándanos… El aporte en fibra de estas pequeñas frutas es ideal para comenzar una dieta laxante. Además, suelen incluir fibra soluble e insoluble, por lo que una parte será absorbida y otra aumentará el volumen de las heces. En todo caso, el resultado es que el tracto intestinal trabajará mejor y más rápido.

Legumbres

Otro punto a favor de la dieta mediterránea es el elevado uso de legumbres: garbanzos, alubias, lentejas… Son una excelente fuente de fibra en la dieta cotidiana y además forman parte de platos deliciosos que suelen estar acompañados por verduras (lo que supone un 2×1 desde el punto de vista de la digestión).

Por último, comer legumbres eleva la producción de ácido butírico en el organismo, que también es un laxante natural creado por el propio cuerpo.

Aceite de oliva

Terminamos este top de 15 alimentos laxantes con nuestra joya de la corona: el aceite de oliva virgen extra.

Los expertos están de acuerdo en afirmar que un consumo moderado y continuado de aceites de oliva de calidad contribuyen a aliviar el estreñimiento por sus capacidades lubricantes.

Todos estos alimentos son fáciles de integrar en la dieta diaria y se convierten en los mejores aliados para mejorar la frecuencia con la que se va al baño. Los alimentos laxantes son deliciosos y ofrecen cientos de oportunidades de crear platos ricos y apetitosos. En prokeydrinks puedes consultar una gran variedad de ellos.

5/5 (1 Review)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.