3 ejemplos de bacterias beneficiosas para nuestra salud

Las bacterias viven entre nosotros y en nuestro interior sin que seamos conscientes de su presencia. Se estima que en el mundo existen unas 5×1030 bacterias, una cifra que por razones obvias hemos preferido no escribir con todos sus ceros. Muchas forman parte de nuestra flora microbiana normal; tan solo una pequeña proporción causan enfermedad, es decir, son patógenos potenciales.

Bacterias beneficiosas prokeydrinks

El resto de las bacterias hasta hoy identificadas y clasificadas son beneficiosas para nuestra salud. En este artículo queremos hablar de ellas, de su relevancia, y de paso presentarte a tres bacterias «buenas» que en ProKey conocemos muy bien.

Las bacterias: organismos omnipresentes

Las bacterias son microorganismos de muy pequeño tamaño, tanto que no podemos apreciarlas a simple vista: miden entre 0.5 y 5 micrómetros de longitud. Están presentes en prácticamente todos los rincones de nuestro planeta; proliferan en hábitats terrestres y acuáticos, en el suelo y en las profundidades de los océanos, en agua salada y agua dulce. En un gramo de tierra o un mililitro de agua hay millones de células bacterianas (referencia).

También habitan en nuestro cuerpo —piel, conjuntiva, nariz, faringe, boca, tracto gastrointestinal, uretra y vagina—. Al conjunto de todas ellas las conocemos como microbiota normal, flora microbiana normal o microbioma humano. Unas son beneficiosas para la salud y otras, potenciales patógenas.

Bacterias «buenas» y bacterias «malas»: antagonismo microbiano

Como adelantábamos en la introducción de este artículo, solo unas pocas bacterias ocasionan enfermedad en los seres humanos. Del número total de especies en la base de datos de la taxonomía NCBI (en español Centro Nacional para la Información Biotecnológica), esto es, en torno a 16 000, algo más de 500 son patógenas. Lo que representa menos del 0.5 % de las especies bacterianas (referencia).

kefir de agua y kombucha prokey

¡ OFERTA EXCLUSIVA !

¿Te gustaría Probar Prokey GRATIS durante 10 días?

Solo te pediremos pagar los gastos de envío*

*Válido para España península y Baleares

Una fracción muy reducida, ¿verdad? Aunque hemos de tener en cuenta que estas bacterias, que aquí llamamos «malas», son una de las principales causas de mortalidad humana. Es el caso de algunas especies de los géneros Staphylococcus, Streptococcus, Clostridium y Salmonella o de bacterias como E. coli y Helicobacter pylori; de esta última, H. pylori, os hablamos aquí.

Pero conozcamos ahora a esas otras bacterias «buenas», bacterias que necesitamos y que son beneficiosas para nuestra salud. Ellas participan en la síntesis y absorción de nutrientes, nos protegen de la invasión de microbios extraños, de enfermedad, y modulan nuestro sistema inmunológico.

bacterias beneficiosas para nuestra salud

3 bacterias beneficiosas para la salud

Veamos tres de estas bacterias beneficiosas. De ellas os hablamos con conocimiento de causa; son las que empleamos en la elaboración de nuestras bebidas probióticas.

  • Lactococcus

Una de las conocidas como bacterias del ácido láctico, tradicionalmente utilizada en procesos de fermentación y conservación de alimentos.

Además de su amplio empleo en la industria alimentaria, en los últimos años se han venido investigando los usos biotecnológicos y terapéuticos de Lactococcus y otras bacterias ácido lácticas. Concretamente en el tratamiento de alergias o como vehículos para la administración de vacunas: «Este enfoque es prometedor para nuevas intervenciones terapéuticas en alergias y enfermedades autoinmunes inducidas por antígenos». Se dan asimismo progresos en su aplicación para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal (estudio, estudio).

  • Lactobacillus

Lactobacillus también se aplica en la industria láctea para la producción de yogures, quesos y otros productos fermentados. Los lactobacilos son, al igual que Lactococcus, bacterias ácido lácticas; inhiben el crecimiento de bacterias patógenas al producir ácido láctico a partir de azúcares (glucosa).

Estudios recientes revelan buenos resultados en el control del colesterol y en la prevención de cálculos renales. Su administración «dio como resultado una reducción significativa del nivel de colesterol […] que estuvo acompañado por cambios en la microbiota intestinal […] también influyó beneficiosamente en la regulación del metabolismo del colesterol en el hígado». Respecto al segundo de los efectos positivos citados: la especie «L. plantarum es capaz de degradar el oxalato intestinal y, por lo tanto, prevenir la formación de cálculos CaOx en ratas experimentales» (estudio, estudio, estudio).

  • Bifidobacterium

Residen en nuestro tracto gastrointestinal. Como las anteriores, Bifidobacterium se emplea en alimentos como yogur y leche, o en medicamentos. Su ingesta a través de este tipo de productos persigue la mejora de la salud del intestino y la prevención de infecciones que puedan derivar en enfermedades inflamatorias intestinales.

Entre las funciones de las bifidobacterias —además de ayudar en la digestión, inhibir bacterias patógenas y reforzar la respuesta inmune—: previenen algunas formas de crecimiento de tumores, como cáncer de colon; atenúan las lesiones de órganos debidas a la isquemia (reducción transitoria del suministro de sangre al intestino); y se relacionan con una menor incidencia de alergias (estudio, estudio, estudio, estudio).

PROKEY son bebidas probióticas a base de kéfir y té endulzado, fermentados mediante cultivos probióticos: cepas de los géneros Lactococcus, Lactobacillus y Bifidobacterium. Se trata de un «refresco vivo», es decir, no se pasteuriza. En el momento del envasado contiene 100 millones de UFC por ml.

Prueba nuestras bebidas probióticas fermentadas de kéfir de agua y kombucha; las encontrarás en la Tienda online de nuestra web. Comprueba cómo las bacterias beneficiosas mejoran tu salud y elige el sabor que más te gusta.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.