El mejor refresco isotónico, bajo en azúcar y probiótico – El kéfir de agua

¿Sabes cuál es el mejor refresco isotónico bajo en azúcar? ¿Has oído hablar de los refrescos probióticos bajos en azúcar? Si todo esto te suena bien, te voy a contar unas cuantas claves que te gustarán aún más…

¿A qué llamamos refresco?

Un refresco o bebida refrescante es, a nivel técnico, un preparado con agua, carbonatada o no, y una serie de aditivos que se consume fresco.

Los aditivos habituales serían los siguientes:

  • edulcorantes, naturales o sintéticos (glucosa vs. ciclamato de sodio)
  • acidulantes
  • colorantes
  • antioxidantes
  • estabilizadores de acidez
  • conservantes

La normativa, aunque más o menos armonizada en Europa, varía en cada país. Podéis consultar el Real Decreto que regula qué son los refrescos en España.

Vídeo Refresco de kéfir de agua vs otros refrescos comerciales

Algunos ejemplos de refrescos comerciales

El abanico de productos considerados refrescos es muy amplio y va desde el agua con gas hasta preparados en polvos para hacer el refresco en casa, como el Tang, muy famoso entre los que crecimos en los 80.

Nutricionalmente hablando, hay productos que no se consideran refrescos pero que por sus características deberían serlo. A nivel de nutrición, cualquier bebida que tenga un contenido de azúcar de moderado a alto puede ser considerado un refresco. Así, la leche, las leches vegetales, la cerveza y el vino, un combinado alcohólico y los zumos de frutas, pueden ser considerados refrescos.

Luego debemos ver otros usos y otros condicionantes para quitarlos o no de esta lista.

Así, la leche y las leches vegetales, puesto que tienen cierto contenido en grasa y proteínas, no suelen ser muy efectivas en calmar la sed. Las bebidas con alcohol, por poco que contengan, en realidad deshidratan. Por eso no son una muy buena elección si tenemos sed (lo siento por los amantes de la cerveza fría).

Pero los zumos de frutas sí deberían ser considerados refrescos ya que básicamente son agua y sabor y azúcares procedente de la fruta (o edulcorantes ya en muchos casos).

DESCARGA esta infografía en PDF comparando diferentes refrescos isotónicos.

Comparativa de bebidas y refrescos kefir agua prokey

¿Qué son refrescos isotónicos?

Isotónico es una propiedad química que hace referencia a la igualdad de concentración de algo disuelto entre dos líquidos (expresado en forma de presión osmótica y a igualdad de temperatura).

Pero una bebida isotónica se considera simplemente aquella que tenga gran capacidad de rehidratación cuando la consumimos. Su nombre, isotónico, procede de las formulaciones iniciales, que intentaban igualar la concentración de sales con la concentración salina del plasma sanguíneo.

Los refrescos isotónicos o bebidas deportivas suelen tener en su formulación sales (sodio y potasio las más importantes), azúcar o glucosa y otros minerales, además de lo mencionado anteriormente para los refrescos en general (color, aditivos varios, etc).

Estas sustancias son las imprescindibles para que una bebida sea isotónica ya que hacen que la absorción de agua por las células corporales sea mejor que bebiendo solamente agua. Así, una bebida isotónica tiene más poder de rehidratación que el agua.

En realidad las bebidas isotónicas son hipotónicas (concentración de solutos más baja) dado que un exceso de sustancias disueltas dificulta la absorción de agua y si se comportan peor que el agua, no son interesantes para rehidratarse.

El paradigma es el azúcar, una concentración de azúcar (o hidratos de carbono de otro tipo) superior al 10% empeora la absorción de agua. Espero que ahora puedas ver con claridad que para rehidratarse los refrescos o los zumos no son una buena elección frente al agua por mucho que la publicidad indique otra cosa.

¿Qué beneficios aporta un refresco isotónico?

Como hemos visto, la principal ventaja de una bebida isotónica es que su poder de rehidratación es superior al del agua. Desde el punto de vista nutricional, frente a zumos y refrescos aporta menos cantidad de azúcar y normalmente un contenido en minerales mayor.

Es muy importante no confundir una isotónica con una bebida energizante. Estas últimas, además de tener cantidades de azúcar como cualquier refresco, tienen compuestos estimulantes que podrían ir en contra de la propia capacidad de rehidratación del cuerpo.

Las bebidas isotónicas más elaboradas, pensadas no como un producto de consumo habitual sino específicamente para la práctica deportiva, suelen llevar otros compuestos:

  • Carbohidratos que no afecten osmóticamente a la bebida, como la maltodextrina, un azúcar de los llamados de liberación lenta.
  • Aminoácidos como la glicina, glutamina y alanina o en forma de dipéptidos (unión de dos aminoácidos), que, además de las funciones que propiamente tengan, pueden ayudar a mejorar la absorción de agua.
  • Un gran abanico de minerales como magnesio o calcio.
  • Vitaminas hidrosolubles, básicamente la vitamina C y del grupo B.

Cabe remarcar que una bebida isotónica pensada para tomar durante el ejercicio no suele llevar gas, ya que podría producir molestias intestinales a algunas personas.

¿Cuando podemos tomar refrescos isotónicos?

Muy, muy importante.

Los refrescos isotónicos sólo deberían tomarse durante o después de la práctica deportiva.

Además, el deporte debería prolongarse por más de una hora para que beber un refresco isotónico sea mejor que tomar agua.

Por mucho que sudes y te cueste mover las mancuernas del gimnasio, es mucho mejor que bebas agua que la isotónica de la máquina de vending.

Así son básicamente deportes de baja-media intensidad y con entrenamientos que se prolongan durante más de una hora en los que se debería valorar la posibilidad de introducir bebidas isotónicas para mejorar el rendimiento. Ciclismo, running, fútbol, baloncesto, natación, etc.

Supongo que ahora te resultará sencillo saber si en tu caso concreto, es necesaria una bebida isotónica.

Aunque las bebidas isotónicas tengan menos azúcar que un refresco o zumo, no dejan de ser una bebida azucarada, y abusar de ellas, consumirlas a diario, incrementa el riesgo de sufrir obesidad y diabetes. Además, teniendo en cuenta que las bebidas comerciales suelen llevar diversos otros químicos añadidos (como los colorantes), no creo que a nivel de salud sea una muy buena opción cambiar el agua por una isotónica.

Prokey Drinks bebida de kefir de agua

Prokey frente a un refresco isotónico

Prokey cumple la definición de refresco. Es un preparado con agua que se consume preferentemente frío y sirve para refrescarnos.

Además, cumple los requisitos para ser una bebida isotónica, ya que posee minerales y una pequeña cantidad de azúcar y otros compuestos disueltos fruto del metabolismo del cultivo de kéfir de agua.

Esto hace que su poder de rehidratación sea superior al del agua. El azúcar que queda en el kéfir de agua suele ser azúcar residual de la fermentación que poco a poco va a ser consumido por los microorganismos que aún siguen allí vivos, pudiéndose considerar despreciable al cabo de un tiempo de finalizada la fermentación. Por eso lo consideramos un refresco isotónico bajo en azúcar.

A cambio, se han generado una serie de compuestos orgánicos (los ácidos como el láctico son los más fáciles de analizar) fruto del metabolismo del cultivo de kéfir y contenidos tanto en la bebida como en el interior de las células microbianas, que aumentan su capacidad nutritiva y lo convierten en una bebida funcional.

El kéfir de agua es un probiótico ya que aporta microorganismos vivos que podrán desempeñar su función en nuestro intestino. Pero, además, tiene una serie de propiedades, estudiadas en mayor o menor medida, que lo hacen muy interesante como bebida:

  • Impacto positivo en la flora gastrointestinal
  • Impacto en el sistema inmunitario y efecto sanador
  • Mejora de la inflamación
  • Actividad antimicrobiana (es decir, ayudará a combatir microorganismos indeseables en nuestro cuerpo)
  • Efecto hypocolesterolémico (baja el colesterol)
  • Efecto anticancerígeno
  • Mejora de la tolerancia a la lactosa

Así, Prokey, como kéfir de agua que es, tiene unos atributos superiores a cualquier bebida isotónica. Puedes releer este post que hablaba sobre como una bebida probiótica podía ayudar específicamente en la práctica deportiva.

Prokey es un refresco elaborado con ingredientes frescos como el limón, el dátil, el jengibre, especies como la menta y libre de colorantes, conservantes y aditivos de cualquier tipo. Y además está certificado ecológico.

Pruébalo durante o después de la actividad física y nos cuentas. Estaremos encantados de saber qué tal te ha sentado.

Deja tu comentario a continuación o cualquier duda al respecto.

Si quieres probar los beneficios y necesitas saber dónde comprar kéfir de agua el refresco isotónico bajo en azúcar te proponemos dos opciones de Prokey con un precio muy interesante:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí. Si quieres saber más del kéfir puedes seguir leyendo el blog de Prokey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *