Probióticos en cápsulas o kéfir de agua: ¿Dónde hay más?

Que los probióticos son beneficiosos para la salud es algo que comenzamos a oír ya incluso en la radio o la televisión, en anuncios de probióticos en cápsulas o comprimidos.

Pero, ¿suponen esas cápsulas un buen aporte de probióticos? ¿Cuántos probióticos hay en una cápsula y cuántos en una botella de kéfir de agua? Hemos hecho los cálculos, y te los mostramos en este artículo.

Cápsulas de probióticos: ¿qué son? ¿Qué contienen?

Sabemos que los probióticos son microorganismos vivos que, ingeridos en cantidades suficientes, promueven beneficios en nuestra salud. Beneficios entre los que destacan:

  • la mejora de las digestiones y del tránsito intestinal;
  • la mejora de la salud gastrointestinal —prevención y tratamiento de trastornos gastrointestinales—, y
  • el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Aunque estos «bichitos» pueden hacer mucho más, tal como vienen demostrando numerosas investigaciones. Pero, ¿dónde están? ¿Cómo «comemos microorganismos»? Y, sobre todo, ¿cómo los ingerimos en esas «cantidades suficientes» para que el organismo se beneficie?

Las bacterias buenas ya están presentes en nuestro cuerpo. Lo que ocurre es que determinados factores hacen que su cantidad y calidad disminuya. Os lo contábamos en el anterior post de nuestro blog, en el que veíamos el porqué de esta disbiosis. Los suplementos probióticos en cápsulas son un modo de aportarlas pero no el único, y tampoco el mejor como justificamos un poco más adelante.

Se trata de preparados a los que añaden estos microorganismos, estas bacterias beneficiosas. Lactoflora, ISDN, Bio3, Italfarmaco o Pearls YB son algunas de las marcas que comercializan probióticos en cápsulas, ampollas o sobres, de venta en farmacias. Cada producto contiene una cepa de probióticos determinada, con unas especies concretas, en función del efecto que se pretenda lograr.

kefir de agua y kombucha prokey

¡ OFERTA EXCLUSIVA !

¿Te gustaría Probar Prokey GRATIS durante 10 días?

Solo te pediremos pagar los gastos de envío*

*Válido para España península y Baleares

Así, hay probióticos en cápsulas o sobres monodosis como complemento alimenticio para equilibrar la flora bacteriana y regular el tránsito intestinal, con cepas que incluyen Lactobacillus acidophilus, L. casei, Bifidobacterium bifidum o B. breve. También los hay en comprimidos para la salud vaginal (evitar cistitis e infecciones de orina), con L. plantarum, L. paracasei y L. salivarus.

Cápsulas o kéfir de agua: ¿dónde hay más probióticos?

La mayoría de los suplementos probióticos en cápsulas no suponen un gran aporte de microorganismos, muchos ni siquiera especifican la cantidad exacta de estos. En algunas fórmulas figuran cantidades de 500 millones de bacterias, en otras 1000 o 25 000 millones; encontramos una que reporta 50 000 millones de cultivos totales.

Estas son «bacterias en polvo», bacterias liofilizadas, en estado de latencia; deben superar el estómago, llegar al intestino y allí activarse y empezar a desarrollar su metabolismo. Muchas mueren y solo una fracción de la cápsula es finalmente bioactiva.

El kéfir de agua, con cepas de los géneros Lactococcus, Lactobacillus y Bifidobacterium, contiene 100 millones de UFC por mililitro (1×108 UFC/ml) en el momento del envasado. Una botella de 500 ml de kéfir de agua aporta por lo tanto 50 000 millones de bacterias, lo que equivale a la cápsula con mayor cantidad de probióticos que encontramos en el mercado.

Además, son «bacterias vivas». Al llegar al intestino no han de hacer nada, simplemente empiezan a desarrollar su metabolismo, crecen gracias a la comida que allí hay y se multiplican, promoviendo los citados beneficios en tu salud.

*Unidades formadoras de colonias; unidad de medida empleada para cuantificar o contabilizar los microorganismos, el número de bacterias, en una muestra sólida o líquida.

probióticos en cápsulas o kéfir

A tener en cuenta…

  • Respecto a los efectos, no siempre están claros. Cada cepa probiótica concreta precisa de ensayos clínicos que prueben su eficacia. Algunas cepas disponen de ellos, pero en la mayoría de los casos no es así. Desconocemos si de verdad promueven esos efectos una vez digeridas las bacterias.
  • Un inconveniente añadido de las cápsulas de probióticos es su precio, elevado en relación al aporte de microorganismos. En su lugar, podemos destinar el dinero a alimentos probióticos de calidad. Además de ser naturales, estos alimentos sí suponen un aporte significativo de microorganismos, ¡billones de bacterias!, y sus efectos son inmediatos. Yogurt, encurtidos, queso crudo, kéfir, kombucha… en este artículo te mostramos toda una lista.

PROKEY es una bebida probiótica basada en kéfir y kombucha. El complemento ideal de una dieta natural, con alimentos probióticos naturales, y con el que notarás resultados inmediatos —7 a 10 días—. El tándem dieta probiótica+ProKey aportará a tu organismo los probióticos que necesita. Recuerda que ninguna cápsula puede arreglar lo que una mala alimentación estropea.

Para finalizar, una última cuestión: ¿y entre el kéfir de agua y la kombucha? ¿Cuál tiene más UFC?

La kombucha contiene 1×106 UFC/ml. En general, el kéfir de agua tiene más poder probiótico al estar compuesto principalmente por bacterias lácticas. En la kombucha predominan las levaduras, en segundo lugar las bacterias acéticas y por último las lácticas.

Es por ello que el poder probiótico, que reside básicamente en las bacterias lácticas, es menor en la kombucha. En cambio, esas levaduras y bacterias acéticas hacen de ella un remedio digestivo mucho más potente que el kéfir de agua, debido a los metabolitos que secretan (ácidos, enzimas, etc.)

De manera que si quieres probar el poder probiótico de nuestros refrescos de kéfir de agua y kombucha, pasa por nuestra tienda online de refrescos probióticos y notarás los beneficios desde la primera semana.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.