615 381 406 / L-V de 9 a 17h (Madrid time)

Diabetes tipo 2. Causas, tipos y diferencias con la diabetes tipo 1 (PARTE I)

 El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, y las noticias no son nada halagüeñas: el número de diabéticos tipo 2 se ha triplicado en las últimas tres décadas. Tendencia en buena medida propiciada, una vez más, por nuestra alimentación y nuestro estilo de vida.

Y ahora la parte buena: a diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 es en la mayoría de los casos una enfermedad prevenible, controlable y curable. A través de este artículo, que hemos dividido en dos partes, vamos a tratar de justificar por qué y cómo.

 ¿Qué es la diabetes tipo 2? ¿En qué se diferencia de la diabetes tipo 1?

 La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos con una característica común: la presencia crónica o persistente de concentraciones elevadas de glucosa, o azúcar, en la sangre.

¿A qué se debe?

Principalmente a un defecto en la producción de insulina (hormona liberada en el páncreas en respuesta al aumento de glucosa en sangre) o a una resistencia a la acción de la insulina para utilizar la glucosa (insulinorresistencia).

 

La diabetes mellitus tipo 1 (DM1) es una enfermedad autoinmune, en la que el propio organismo ataca al páncreas. Se da una falta absoluta de insulina debido a la destrucción de los llamados islotes de Langerhans o islotes pancreáticos (cúmulos de células secretoras de la insulina) (referencia).

En la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) hay una resistencia a la insulina. El páncreas, que realiza un esfuerzo extra para eliminar el exceso de glucosa, se agota. Su funcionamiento se deteriora, lo que conduce a hiperglucemia y daños en vasos sanguíneos (angiopatía diabética) y órganos.

Complicaciones de la diabetes… 

  • Retinopatía diabética, pérdida de visión y ceguera.
  • Insuficiencia renal (deterioro funcional progresivo de los riñones).
  • Pie diabético y pérdida de extremidades inferiores, o amputaciones.
  • Isquemia intestinal (muerte del tejido del intestino).
  • Enfermedad coronaria e infarto agudo de miocardio.
  • Accidente cerebrovascular (ictus, infarto o derrame cerebral).
  • Neuropatía diabética, conjunto de afecciones neurológicas que afectan al sistema nervioso central y autónomo.

 Las «otras diabetes»

 La diabetes tipo 2 representa el 90-95 % de los casos de diabetes. El 10 % restante se «reparte» entre la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 3 y la diabetes gestacional.

Diabetes mellitus tipo 3 (DM3). Los problemas metabólicos contribuyen a trastornos neurodegenerativos como la demencia y el alzhéimer. La enfermedad de Alzheimer (EA) es diabetes tipo 3; esta revisión de estudios concluye que «la EA representa una forma de diabetes mellitus que afecta selectivamente al cerebro».

Diabetes mellitus gestacional (DMG). Forma de diabetes inducida por el embarazo. Se trata de un proceso natural en el que la madre desarrolla insulinorresistencia para favorecer la nutrición del feto, pero que puede «complicarse» y derivar en DMG, peligrosa para ambos. Se da en el 3-10 % de las mujeres embarazadas.

¿Por qué aparece? Causas de la diabetes tipo 2

Son factores determinantes en la aparición de diabetes mellitus tipo 2:

El sedentarismo. Ganar masa muscular —las personas diabéticas tienen facilidad para perder músculo— mejora la sensibilidad a la insulina. Una dieta alta en proteínas ayuda a lograrlo, y ha mostrado buenos resultados en el control de la glucosa en sangre: estudio, estudio, estudio, estudio.

La obesidad. Las tasas de DM2 han aumentado desde los años 60 en paralelo a las de obesidad. Perder peso es un factor clave en la prevención y el tratamiento de la diabetes mellitus, y para ello, además del ejercicio físico, hemos de poner el foco en lo que comemos.

 Nota: para detectar una posible insulinorresistencia, prediabetes o diabetes, a menudo se utiliza como referencia la «regla de las 3 P» (tres síntomas): poliuria, polifagia y polidipsia. O lo que es lo mismo: emisión excesiva de orina, incremento anómalo de la necesidad de comer y aumento anormal de la sed, respectivamente.

Causas de la diabetes tipo 2

 Dieta baja en grasa vs. Dieta baja en carbohidrato

 Las recomendaciones oficiales han venido apuntando a la dieta baja en grasas como la mejor medida para el control de la glucemia en personas diabéticas; también para reducir la obesidad, el riesgo cardiovascular y la salud en general. Pero los que señalaron a la grasa como el «enemigo a combatir» han vuelto a equivocarse. Las dietas bajas en grasa han resultado ser muy poco efectivas: revisión y metanálisis, ensayo, ensayo, ensayo.

No existe un porcentaje ideal de calorías, proteínas, grasas y carbohidratos para todas las personas con o en riesgo de diabetes, y la distribución de macronutrientes debe basarse en evaluaciones individualizadas. Si bien hay una evidencia mayor de la dieta baja en carbohidratos como primer enfoque para el manejo de la diabetes tipo 2: estudio, estudio, estudio, estándares ADA*, estudio, estudio.

Esta revisión crítica es clara al respecto. Las dietas restringidas en carbohidrato (1) reducen de manera fiable la glucemia alta; (2) los beneficios no requieren pérdida de peso, aunque nada es mejor para la reducción de peso; (3) reducen o eliminan la necesidad de medicamentos, y (4) no hay efectos secundarios comparables con los observados en el tratamiento farmacológico intensivo.

El nuevo Informe de consenso (2019), Terapia de nutrición para adultos con diabetes o prediabetes, también lo reconoce.

La explicación es sencilla: el carbohidrato es la principal influencia de la dieta en el nivel de glucosa en sangre —el que más la eleva—, los alimentos que lo contienen tienen una amplia gama de efectos sobre la respuesta glucémica. Centrar la atención en este macronutriente para controlar la glucemia parece, pues, lo más lógico.

*Asociación Americana de Diabetes. Sitio web: https://www.diabetes.org/.

En la segunda parte de nuestro post sobre la diabetes mellitus tipo 2 abordaremos la dieta cetogénica en particular como remedio para la DM2, cómo influyen otros aspectos de la alimentación en la enfermedad y la importancia de la microbiota y los probióticos en su prevención y control.

Una buena alimentación, vida sana, una microbiota equilibrada y ProKey pueden ayudarte a prevenir o a controlar y curar la diabetes tipo 2.

5/5 (3 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Cerrar
Banner prueba Prokey gratis

SUSCRÍBETE!

Conseguirás nuestro ebook GRATUITO

Alimentación Prebiótica y Probiótica

×
×

Cart

WhatsApp ¿Dudas sobre PROKEY? Escríbenos un WhatsApp