5 Beneficios de los probióticos para tratamientos con radioterapia

Hemos hablado en el blog de la quimio, de su origen, en qué consiste y cómo influye la flora o microbiota intestinal en los efectos de este tratamiento en el paciente de cáncer. Y ahora queremos hacer lo propio con la radioterapia.

En este nuevo artículo de la serie que venimos dedicando a la enfermedad, además de cómo surgió esta técnica terapéutica, su historia y cómo se aplica, veremos cuáles son según la ciencia actual los beneficios de los probióticos como terapia complementaria a la radioterapia.

 

Evolución de la radioterapia: de Röntgen y Curie al 4D

En el año 1895, Wilhelm Röntgen descubre los rayos X; en 1898, Marie Curie, el radio. Un año después se produce la primera curación mediante radioterapia.

Desde entonces, y tras establecerse la oncología como especialidad médica un par de décadas más tarde, esta técnica para tratar el cáncer ha evolucionado mucho gracias al avance mano a mano de ciencia y tecnología.

 

Beneficios de los probióticos en radioterapia

Así, vendrían el acelerador lineal de partículas, el cobalto; en los ochenta, las radiografías y la tecnología en dos dimensiones (2D), que aún no permiten conocer la localización exacta del volumen tumoral.

Tras ello, la radioterapia en 3D junto con la tomografía —o TAC— y sistemas informáticos, que obtienen imágenes virtuales del tumor, permitiendo concentrar mejor la dosis.

Posteriormente las ecos, la medicina nuclear y la radioterapia de intensidad modulada permiten delimitar el tumor, respetando los tejidos sanos. Y ya en el siglo XXI aparecen sofisticados sistemas de radioterapia 4D, más precisos, que tienen en cuenta incluso el movimiento de los órganos, como el de los pulmones durante la respiración.

Fuente: LA LUCHA CONTRA, E. L. CÁNCER: LAS ARMAS DE LA FÍSICA. Ciencia e Investigación, 42.

Pero, ¿en qué consiste exactamente la radioterapia?

La radioterapia es un tratamiento oncológico en el que se emplea radiación ionizante (rayos X o radiactividad) para eliminar las células cancerosas en aquella parte del organismo donde se aplica.

Es decir, es un tratamiento local.

Consiste en varias sesiones de corta duración con fines curativos —dosis altas de radiación— o fines paliativos —dosis menores, para aliviar los síntomas—. Tanto durante el tratamiento como después del mismo, se hace un seguimiento del paciente con objeto de conocer los resultados obtenidos y valorar posibles toxicidades.

Y es que, por desgracia, la aplicación de esta radiación conlleva una serie de efectos secundarios adversos; aquí te describíamos los más habituales.

 Probióticos para la toxicidad por radiación

En el paciente de cáncer, la microflora intestinal normal se desequilibra debido a la radiación y la administración de agentes antimicrobianos, medicamentos quimioterápicos (antibióticos).

Las bacterias probióticas fortalecen la homeostasis, esto es, el equilibrio microbiano en el tracto gastrointestinal o digestivo. Lo que ayuda a prevenir o disminuir la toxicidad inducida por la radiación. «Los probióticos pueden tener efectos beneficiosos en algunos aspectos de la toxicidad relacionada con el tratamiento contra el cáncer, especialmente la radioterapia», señala esta revisión de estudios.

En concreto, la suplementación con probióticos puede ayudar en estos cinco aspectos:

Este estudio confirmó que una fórmula probiótica que contiene bacterias de varias cepas diferentes de lactobacilos, bifidobacterias y una cepa de Streptococcus, géneros empleados en ProKey ULTRABIOTIC, es una terapia efectiva y segura para prevenir la diarrea. Y otros muchos trabajos han informado de la eficacia y seguridad de los probióticos para manejar la diarrea por radioterapia: revisión, ensayo, ensayo, ensayo, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).

  • Mucositis oral. Es la inflamación y ulceración de la mucosa de la boca. Se trata de una complicación frecuente y grave en pacientes que reciben quimio-radioterapia para el cáncer de cabeza y cuello.

En el presente estudio, las pastillas de Lactobacillus brevis disminuyeron la incidencia de mucositis oral inducida por la terapia anticancerígena.

Más información sobre la mucositis en el cáncer en este otro post.

 El epitelio intestinal, la capa que recubre la pared del intestino, es la principal barrera entre nuestros ambientes interno y externo. Los probióticos pueden, además, mejorar la integridad de esta barrera mucosa —dañada por la radiación—, impidiendo el paso de microbios y otras sustancias nocivas (ensayo clínico, ensayo clínico).

 Más info sobre la inmunodeficiencia y probióticos aquí.

  • Lesión intestinal. El epitelio intestinal es muy sensible a la radiación. Estudios experimentales en animales han revelado que los ratones libres de gérmenes son más resistentes a la enteritis (daño al revestimiento del intestino) por radiación. Manipular la microbiota mediante bacterias probióticas —que mantengan a raya a estos agentes patógenos— es «una herramienta terapéutica y preventiva valiosa en la enteritis inducida por radiación» concluía esta investigación posterior.

Los probióticos actúan como agentes radioprotectores en el intestino, protegiendo el epitelio de la lesión por radiación (estudio, estudio).

  • Translocación bacteriana. Con una barrera mucosa intestinal dañada, permeable, puede producirse una transferencia de bacterias a otros órganos o al torrente sanguíneo. Causando bacteriemia (bacterias en la sangre), septicemia (infección grave y generalizada debido al paso de gérmenes patógenos a la sangre) y fallo orgánico múltiple (referencia).

 Las ratas que en este estudio recibieron suplementos probióticos presentaron una reducción significativa de la TB.

Los ensayos varían en cuanto a cepas y dosis de probióticos utilizadas. Pero, generalmente, las bacterias probióticas pueden administrarse de manera segura (revisión, revisión).

 

Autora Elisabeth Lahoz

Si estás sometiéndote o tienes previsto someterte a un tratamiento contra el cáncer, quimio y/o radioterapia, los probióticos pueden ayudarte a procesar los medicamentos así como en el aspecto gastrointestinal e inmune.

Todos los productos PROKEY, bebidas probióticas y suplementos en cápsulas, en nuestra Tienda online.

5/5 (1 Review)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Deixa un comentari

La moderació de comentaris està habilitada. El comentari pot trigar una mica a aparèixer.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.