686 097 577 - 615 381 406 / L-V de 9h a 19h

Cómo sustituir productos refinados por alimentos naturales

¿Podemos fiarnos de nuestro sentido del gusto? El sabor ha sido siempre un indicativo de nutrición; cuanto más sabroso era un alimento, más nutritivo. Pero todos esos aditivos alimentarios artificiales han roto la asociación entre sabor y nutrición, y tienen confundido a nuestro paladar.

Sustituir productos refinados por naturales Prokeydrinks

Volver al sabor original de los alimentos, esa parece en buena parte la forma de garantizar nuestra salud a largo plazo. Así que os contamos cómo sustituir productos refinados o procesados por alimentos naturales para reeducar nuestro paladar y ganar en salud. Verás como con el tiempo, el café sin azúcar no sabrá tan amargo.

El sabor y los productos «fabricados para enganchar»

El gusto no solo es ese sentido que hace que una comida nos agrade o nos disguste. También es algo más «primitivo». En el pasado, cuando solo comíamos aquello que cazábamos y lo que nos proporcionaban las plantas, el sabor nos indicaba cuan nutritivo era un alimento. A más sabor, más aporte de nutrientes (vitaminas, minerales, etc.).

Eso hacía que priorizásemos unos alimentos en detrimento de otros. Lo seguimos observando en la naturaleza: lo primero que come un león cuando caza una cebra son sus vísceras, la parte del desdichado animal que le proporciona más nutrición.

Hoy lo más rico no es lo más nutritivo ni lo más sano. Y claro, nuestro sentido del gusto anda algo desorientado. Lo «lía» la comida refinada o procesada, que ha ganado sabor por medio de azúcares, sal, saborizantes y potenciadores del sabor, aromas, colorantes, etc. Compramos cereales con sabor a fruta que no contienen fruta o postres lácteos de fresa que no incluyen ni una sola fresa.

A esto se une que la comida natural (frutas y verduras), en cambio, ha perdido sabor. ¿La razón? Suelos empobrecidos, agotados, que dan alimentos menos nutritivos, y muchos años de transformación para obtener frutos más bonitos y de mayor tamaño pero más sosos.

¿Cómo no sucumbir a productos expresamente fabricados para deleitar a nuestro paladar?

Pero esa comida tan sabrosa es también muy poco nutritiva y, por lo tanto, poco saciante —calorías vacías que no quitan el hambre = necesidad constante de comer—, y entre otros problemas nos está conduciendo derechitos hacia la obesidad y la diabetes.

dieta productos naturales

 

¿Cómo sustituir productos procesados por alimentos naturales?

«Una quinta parte de la población mundial será obesa en 2025», «La tasa de obesidad se ha duplicado en España en las últimas dos décadas, «1 de cada 11 personas en el mundo ya tienen diabetes, advierte la OMS»… Cambiar las pautas de alimentación es ya «asunto de estado», y hacerlo pasa en buena parte por reeducar nuestro paladar para que se incline por comida más sana.

Sustituye productos refinados por alimentos naturales con decisiones sencillas como estas:

  • Elimina el azúcar o cámbiala por endulzantes naturales. Me siento un poco Gloria Serra en Equipo de Investigación al escribir esto, pero es así: el azúcar libre es la droga de nuestro tiempo. Se añade a todo tipo de productos —algunos ni imaginarías que la llevan— para que nos sepan bien y volvamos a consumirlos. Imágenes como las de sinazucar.org harán que te replantees comprar algunos de ellos.

«Desengánchate» poco a poco. Al principio, el café sin será amarguísimo pero con el tiempo te sabrá… a café. ¡Ahora me escandalizo al recordar que pedía dos azucarillos! Y edulcorantes artificiales como la sacarina no son mejores. Para endulzar tus cafés o tés, añade una cucharadita de aceite de coco o miel.

  • Cocina con especias. Si quieres aportar sabor a tus platos utiliza especias en lugar de sal u otros aditivos. Aunque es cierto que echar un poco de sal a tu comida no es el problema, el problema es toda la que tomas con esa pizza precocinada, la bolsa de patatas fritas o las sopas de sobre.

Además de sabor y nutrición, algunas especias también curan. Hablamos de la cúrcuma o el jengibre, que han demostrado ser antiinflamatorios tan —o más— eficaces como ciertos medicamentos muy conocidos (estudio, estudio).

  • El origen y la variedad importan. Al escoger tus alimentos naturales para sustituir productos procesados ten en cuenta que unos son más nutritivos que otros, y más micronutrientes es igual a más saciante. En lugar de calorías, cuenta nutrientes.

Ejemplos prácticos: el kale (col rizada) o las espinacas son más densos nutricionalmente que una lechuga iceberg —el color oscuro es un indicador—, o la carne, la leche y los huevos de animales alimentados con pasto son mucho más nutritivos que los de aquellos alimentados únicamente a base de pienso (revisión, revisión).

Además, parece que la tendencia en la dirección de reducir la sal, azúcar y grasas saturadas empieza a calar entre el gobierno y las empresas. Se ha firmado recientemente este acuerdo entre el Ministerio de Sanidad de España y casi 400 empresas para ir en esa dirección. (ver artículo)

Nota: ¡cuidado con las entrecomidas o pausas para picar! Una manzana o un puñado de frutos secos son mejor opción que unas galletas o un snack poco saludable.

Los bebidas probióticas ProKey, de kéfir, kombucha y las nuevas ProKey waters, tienen menos de un 2 % de azúcar (azúcar residual). Son el sustitutivo perfecto de refrescos azucarados, el complemento de una dieta basada en menos productos refinados y más alimentos naturales.

Si quieres probar nuestros productos pásate por nuestra tienda online o pregunta en tu herbolario más cercano.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hola, buenos tardes,

    Soy consumidor interesado en productos sin aditivos y programador.

    He desarrollado una app. para móviles que busca la toxicidad de los aditivos en ingredientes con una foto.

    Es multiidioma, GRATIS y rápida.

    No te pide tus datos personales.

    Se llama aditfy y está en Google Play.

    Quizas podrían evaluarla y ayudarme a difundirla en su web.

    Comentarios para mejorarla serán bienvenidos.

    Juan Jesús

Deja un comentario

Cerrar

SUSCRÍBETE!

Conseguirás nuestro ebook GRATUITO

Alimentación Prebiótica y Probiótica

×
×

Carrito