686 097 577 - 615 381 406 / L-V de 9h a 19h

Kéfir de leche de cabra vs Kéfir de agua

En el blog hemos hablado ya del kéfir de leche. Lo hemos comparado con el kéfir de agua en cuanto a propiedades nutricionales, ventajas e inconvenientes. Refiriéndonos, eso sí, al kéfir de leche de vaca, que es el más consumido.

Pero el kéfir también puede elaborarse con otros tipos de leche, como la de cabra o la de oveja. En esta ocasión hablamos del kéfir de leche de cabra, os contamos por qué es más fácil de digerir y sus principales diferencias con respecto al kéfir de agua.

Leche y kéfir de cabra: características y digestión

El kéfir más popular es sin duda el kéfir de leche, de leche de vaca. Pero a los «bichejos» también les gustan los azúcares de la leche de otros mamíferos, de la leche de cabra por ejemplo. En primer lugar, veamos en qué se diferencia esta de la leche de vaca como base para elaborar el kéfir.

El blanco de la leche de cabra es más intenso que el de la leche de vaca, debido a la ausencia de carotenos. También es más espesa o «gruesa» —forma nata con mayor dificultad—. La leche de cabra tiene un sabor más fuerte y ligeramente más ácido/salado por la mayor cantidad de cloruros, aunque esto dependerá de la dieta del animal y del procesamiento de la leche. El sabor del «kéfir de cabra» será, por lo tanto, distinto al del «kéfir de vaca».

Otra característica de la leche de cabra tiene que ver con su tolerancia: en general, es más fácil de digerir que la leche de vaca. Una de las razones es que no posee aglutina. La función de la aglutina es agrupar los nódulos o coágulos de grasa; al ser estos de menor tamaño en la leche de cabra, las enzimas digestivas pueden «atacarlos» más fácilmente.

La leche de cabra posee además una composición más parecida a la leche humana, con menos caseína y lactosa. A nuestro organismo le resulta, en definitiva, más sencillo procesarla. En este estudio, elaborado por el Instituto de Genética y el Hospital de Enfermedades Genéticas, en India, en el que se analizaron las proteínas de la leche de vaca, cabra y oveja, se señala que «la leche de cabra es una alternativa hipoalergénica a la leche de vaca en la dieta humana».

Una ventaja adicional de la leche de cabra es que puede ser algo más «natural»: al haber menos producción, los procesos de elaboración suelen ser más artesanales, menos industriales, que los de la leche de vaca.

Kéfir de leche de cabra y kéfir de agua. Comparativa

Las proteínas de la leche son factores de riesgo cuando existen condiciones de autoinmunidad. El kéfir de leche, sobre todo si es de leche de vaca, puede estimular esta inmunidad. En estas situaciones es preferible tomar kéfir de leche de cabra o, por supuesto, kéfir de agua, que se elabora en base agua en lugar de leche.

Si bien esta estimulación será menor con kéfir que con la propia leche, gracias a la acción digestiva de las bacterias. Los lácteos fermentados son generalmente más beneficiosos que los no fermentados: la fermentación elimina o reduce la lactosa, que es la que genera los problemas de digestión (estudio). Con lácteos fermentados como el kéfir limitarás los potenciales problemas de la leche (lactosa residual); con el kéfir de agua los evitarás por completo («0» lactosa).

Respecto a la composición, el kéfir de leche de cabra es más calórico que el kéfir de agua; contiene grasa, proteínas y azúcares (glúcidos o hidratos de carbono). Es pues un alimento y no una bebida, aunque sea líquido. El kéfir de agua sí es una bebida.

Todos los anteriores son macronutrientes que hemos de digerir y absorber, lo que va en contra del poder probiótico del alimento. Es decir, aunque la cantidad de microorganismos sea la misma en ambos, kéfir de cabra y kéfir de agua, el poder probiótico de este último será mayor al digerirse y absorberse más rápido.

A continuación os mostramos un cuadro resumen con el contenido nutricional aproximado de 100 g de kéfir de leche de cabra y el de la misma cantidad de kéfir de agua (estudio):

Kéfir de leche de cabra versus Kéfir de agua

Kéfir de cabra Kéfir de agua
Valor energético (kcal) 67 8
Grasas (g) 3,9 0
Hidratos de carbono (g) 4,5 2
Proteínas (g) 3,4 0
Microorganismos (UFC/ml) 108 108

 

Datos Fundación Española de la Nutrición (FEN). Fuente: http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/lechecabra.pdf.

En PROKEY elaboramos nuestras bebidas probióticas con kéfir en base agua. El resultado son refrescos muy bajos azúcares y calorías, sin los problemas nutricionales derivados de la leche, sobre todo de la leche de vaca y en menor medida de la leche de cabra u oveja.

ProKey es un refresco apto para personas con dificultades para digerir la leche y/o con intolerancia a la lactosa. ¿Te animas a probarlos?

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Hola donde conseguir este kefir de agua lo vendeis en q sitios

    1. nosotros estamos en comercios en España, también puedes comprar desde esta misma página

  2. Yo e usado el kefir ya no puedo tomar lactosa
    No si la lactosa se pierde con el kerfir

Deja un comentario

Cerrar

SUSCRÍBETE!

Conseguirás nuestro ebook GRATUITO

Alimentación Prebiótica y Probiótica

×
×

Carrito