Quimioterapia y probióticos: interacción y beneficios de tomarlos

Continuamos con nuestra serie de artículos sobre cáncer y probióticos. En esta ocasión os hablamos de la quimioterapia, en qué consiste esta técnica terapéutica y la curiosa historia de su origen.

Crece la evidencia de que la microbiota intestinal influye en los efectos de los medicamentos quimioterapéuticos en el paciente. Veremos esta interacción, y cuáles son los beneficios de tomar probióticos antes, durante y tras la quimio.

Beneficios de tomar probióticos en la quimioterapia

Origen de la quimioterapia: gas mostaza y ácido fólico

La era de la quimioterapia anticancerígena se inició en la década de 1940. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos reclutó a Louis S. Goodman y Alfred Gilman, farmacólogos, para que investigasen el potencial terapéutico de los agentes de las armas químicas en medicina.

Autopsias a personas expuestas a gas mostaza, agente químico de uso militar, habían revelado una reducción significativa de la linfa (líquido que recorre los vasos linfáticos). Dado que el linfoma es un tumor formado por células linfáticas, Goodman y Gilman dedujeron que el gas mostaza podría usarse para tratarlo. Experimentos en animales y estudios en humanos lo demostraron*.

Más tarde, después de la Segunda Guerra Mundial, el patólogo Sidney Farber empleó agentes antagonistas del ácido fólico tras observar que esta vitamina estimulaba la proliferación de células de leucemia linfoide aguda infantil. Cuando administró los antimetabolitos a niños con leucemia,  comprobó que estos suprimían la proliferación de células malignas y remitían la enfermedad.

Debido a estos hallazgos, Farber es considerado el padre de la quimioterapia oncológica.

*Artículo en NCBI «Terapia de mostaza nitrogenada…».

¿En qué consiste la quimioterapia? ¿Qué fármacos se utilizan?

La quimioterapia o «quimio» es una técnica terapéutica que consiste en la administración de medicamentos quimioterápicos, antineoplásicos o citostáticos que detienen o desaceleran el crecimiento de células cancerígenas o tumorales malignas.

Existen una amplia variedad —más de un centenar— de fármacos antineoplásicos; algunos ejemplos:

  • Capecitabina, agente quimioterapéutico utilizado para el tratamiento del cáncer de colon y de mama.
  • Carboplatino, medicamento derivado del platino para el tratamiento del carcinoma pulmonar, de ovarios, cuello y cabeza.
  • Doxorrubicina, antibiótico antitumoral de nombre comercial Adriblastina.
  • Epirrubicina, antibiótico citostático.
  • Gemcitabina, de nombre comercial Gemzar, para el tratamiento del cáncer de pulmón, de páncreas, vejiga y mama.
  • Irinotecan, en el tratamiento del cáncer colorrectal avanzado.
  • Rituximab, en el linfoma de Hodgkin.

La quimioterapia puede administrarse por vía intravenosa, la más empleada, o por vía oral, para fármacos que pueden absorberse por el estómago o intestino. Y se efectúa por ciclos, alternando períodos de tratamiento con períodos de descanso para proporcionar a las células sanas el tiempo necesario para recuperarse.

Desgraciadamente, la administración de estos medicamentos conlleva una serie de efectos secundarios en el paciente de cáncerAquí te enumerábamos los efectos secundarios de la quimio más habituales.

Interacción microbiota-quimio

Cada vez hay más pruebas de que la microbiota intestinal modula la acción de los fármacos quimioterapéuticos y la respuesta del huésped a ellos. Estudios en animales, humanos e in vitro evidencian que las bacterias del intestino están íntimamente relacionadas con los efectos de estos compuestos en el paciente oncológico.

En este artículo reciente publicado en Nature, los investigadores proponen lo que llaman el marco mecanicista «TIMER» para explicar cómo —a través de qué mecanismos— influyen las bacterias intestinales en los efectos de la quimioterapia: translocación, inmunomodulación, metabolismo, degradación enzimática y diversidad reducida, y variación ecológica.

«La microbiota intestinal será fundamental para el futuro de las estrategias personalizadas de tratamiento del cáncer», recoge el trabajo entre sus puntos clave.

En este contexto, se vienen desarrollando una serie de herramientas para manipular la microbiota, incluidas modificaciones en la dieta e inclusión de probióticos y bacterias modificadas sintéticamente. Lo que se conoce como «farmacomicrobiómica»; modificar la microbiota para, en este caso:

  • mejorar la eficacia del fármaco quimioterápico, y
  • reducir su toxicidad o carga tóxica.

Beneficios de los probióticos en quimioterapia

Como suplementos o complementos alimenticios, los probióticos modulan la microbiota, ayudando a mantener un equilibrio microbiano (homeostasis) beneficioso para la salud en el tracto digestivo, e inhiben las citocinas proinflamatorias (estudio, revisión).

Pueden pues, por sus propiedades, ayudar a reducir los efectos secundarios asociados con la quimioterapia. De algunos de estos efectos adversos hemos hablado ya en el blog; son:

  • La diarrea inducida por quimioterapia es un efecto secundario común y, a menudo, severo.

Algunos preparados probióticos son eficaces para prevenir o tratar la diarrea severa después del tratamiento con antineoplásicos (caso de estudio, estudio).

  • Pérdida de peso. Los resultados de este estudio mostraron asimismo una menor pérdida de peso después de irinotecán cuando la mezcla probiótica se administró antes y después de la quimioterapia.
  • Inflamación y mucositis. La mucositis intestinal, o inflamación de las mucosas del tracto gastrointestinal, es otro efecto secundario frecuente en pacientes sometidos a quimioterapia.

La evidencia actual respalda el uso de probióticos en la mucositis. En el presente estudio la administración oral de Lactobacillus y Bifidobacterium mejoró este trastorno.

  • Inmunodeficiencia. Los pacientes oncológicos son especialmente susceptibles a las infecciones como consecuencia de un sistema inmune comprometido.

Los probióticos minimizan estas complicaciones al mejorar la inmunidad (local y sistémica) y atenuar la respuesta al estrés sistémico.

Si estás sometiéndote o tienes previsto someterte a un tratamiento contra el cáncer, quimio y/o radioterapia, los probióticos pueden ayudarte a procesar los fármacos así como en el aspecto gastrointestinal e inmune.

Todos nuestros productos probióticos, bebidas y suplemento en cápsulas, los encontrarás en la Tienda online de ProKey.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Clic en el botón, rellena el formulario y recibe puntualmente

 

nuestros artículos en tu email

Leave a Reply

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.