615 381 406 / L-V de 9 a 17h (Madrid time)

Probióticos en pastillas: Beneficios, usos y recomendaciones

Los que habitualmente nos leéis sabéis ya que mantener una flora o microbiota intestinal en buen estado es decisivo para la salud general. ¿Recordáis el recorrido que hacíamos para comprobar cómo estas bacterias del intestino afectan al funcionamiento de prácticamente todo nuestro organismo?

La misión de los probióticos es regenerar y enriquecer la microbiota para, así, mejorar desde las digestiones hasta nuestro estado anímico. Y hoy os hablamos de uno de los modos de aportarlos: los probióticos en pastilla. Te contamos cómo actúan, en qué casos pueden proporcionar beneficios y algunos consejos para que utilices este complemento probiótico con éxito.

 Probióticos en pastilla: comprimidos, cápsulas y perlas

 Los probióticos son, recordemos, microorganismos vivos que confieren beneficios a la salud del consumidor cuando se administran o ingieren en cantidades adecuadas. Los suplementos o complementos probióticos son preparados que contienen estos microorganismos (bacterias o levaduras), capaces de promover efectos favorables.

VER MÁS AQUÍ: Prokey Ultrabiotic, nuestros probióticos en cápsulas

Dentro de los complementos probióticos en pastillas, hemos de distinguir tres tipos o formatos:

Probióticos en comprimidos. Generalmente preparaciones simbióticas con cepas de probióticos junto con prebióticos (sustancias no vivas que sirven de alimento a los probióticos; fibras fermentables que incluyen inulina o almidón, entre otras), vitaminas y minerales.

 Probióticos en cápsulas. Como ProKey ULTRABIOTIC, probióticos en cápsulas, pequeños contenedores solubles para administración por vía oral en cuyo interior se hallan las bacterias vivas en polvo (liofilizadas). El revestimiento suele fabricarse a base de gelatina; en nuestro caso empleamos hidroxipropilmetilcelulosa (HPMC), un derivado de la celulosa, como envolvente de la cápsula.

Probióticos en perlas. Las cápsulas blandas o perlas albergan líquidos oleosos con una dosis específica de microorganismos probióticos.

 ¿Y cuáles son esos beneficios de los probióticos en el consumidor?

En otras palabras: ¿qué hacen las bacterias vivas una vez ingiero la pastilla? La Organización Mundial de Gastroenterología (WGO, por sus siglas en inglés) diferencia entre beneficios inmunológicos y beneficios no inmunológicos de la intervención nutricional o farmacológica con probióticos.

 Beneficios inmunológicos

  • Activan los macrófagos (células del sistema inmunitario) para que, entre otras cosas, incrementen la producción de inmunoglobulina A, o IgA (anticuerpos).
  • Modulan los perfiles de las citoquinas, es decir, regulan la inflamación.
  • Inducen la respuesta a los antígenos alimentarios (moléculas tóxicas para el organismo procedentes de los alimentos).

 Beneficios no inmunológicos

  • Digieren los alimentos.
  • Compiten con los organismos patógenos por los nutrientes y el espacio (por la adherencia).
  • Alteran el pH para crear un ambiente desfavorable para los patógenos.
  • Producen bacteriocinas (sustancias antimicrobianas) para inhibir a los patógenos.
  • Fagocitan a los radicales (radicales libres) superóxidos.
  • Estimulan la producción epitelial de mucina. Las mucinas son proteínas con diversas funciones, entre ellas la lubricación y la señalización celular o la formación de barreras físicas y químicas.
  • Aumentan la función de barrera intestinal.
  • Modifican las toxinas derivadas de los patógenos.

 

 ¿Cuándo es conveniente tomarlos?

 Según la Sociedad Española de Microbiota, Probióticos y Prebióticos (SEMiPyP), los efectos de los probióticos son apreciables en:

Beneficios de los probióticos en pastillas

  • Reposición de la microbiota, cuando es eliminada o destruida por alguna causa. Por ejemplo, los antibióticos o la diarrea —diarrea infantil por rotavirus o diarrea aguda asociada al tratamiento con antibióticos.
  • Mejora de sintomatologías de mala digestión, como la intolerancia a la lactosa (malabsorción). Los lactobacilos degradan este «azúcar de la leche» e impiden que llegue al intestino grueso sin digerir ocasionando distensión abdominal, gases y flatulencias o diarrea.

 Otros usos de los probióticos en pastillas…

La microbiota y su manipulación se perfilan como protagonistas del futuro de la Medicina. Las siguientes son afecciones en las que los microorganismos probióticos parecen ejercer un efecto beneficioso, bien en la prevención de la enfermedad, bien en su curso —en el manejo y mejora de los síntomas—; en todas cuentan con evidencia científica, y de algunas hemos hablado además en este blog (revisión, publicación):

  • Alergias.
  • Erradicación de Helicobacter pylori (enfermedades gástricas o estomacales).
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
  • Enterocolitis necrosante (enfermedad en recién nacidos, especialmente prematuros).
  • Cáncer de colon.
  • Artritis reumatoide.
  • Afecciones urogenitales, como la candidiasis o la cistitis.
  • Diabetes, enfermedad a la que dedicaremos el próximo post.
  • Sobrepeso y aumento del colesterol.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Esteatosis hepática no alcohólica.
  • Encefalopatía hepática.
  • Síntomas depresivos y de ansiedad —tratamiento con psicobióticos.
  • Enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.
  • Trastornos del espectro autista en la infancia.

 6 recomendaciones de uso de los probióticos en pastilla

 Si por alguna de las anteriores —u otras— razones decides comenzar a tomar probióticos, sigue estas recomendaciones o consejos. Nuestras «seis W» (What, Who, When, How, How much y Where) para un uso óptimo de tu complemento probiótico en pastillas o cápsulas:

 ¿Qué?

 ProKey ULTRABIOTIC, probióticos en cápsulas, el nuevo producto de PROKEY.

¿Quién?

 Cualquier persona que desee repoblar su flora intestinal —por ejemplo, tras o durante el uso de antibióticos—, mejorar su salud digestiva o fortalecer sus defensas frente a infecciones, inflamación y enfermedad.

 ¿Cuándo?

A cualquier hora. Preferiblemente antes de acostarse o al levantarse, alejado de las comidas.

 ¿Cómo?

 Solo o acompañado de comida. Con suficiente agua u otro líquido.

 ¿Cuánto?

1 pastilla o cápsula al día.

¿Dónde?

En referencia a la conservación del producto: almacena tus probióticos en la nevera (no en el congelador), a baja temperatura. El frío reduce la velocidad de metabolismo de las bacterias y prolonga su vita útil.

 

El NUEVO ProKey ULTRABIOTIC, probióticos en cápsulas es un complemento alimenticio probiótico natural, vegano, sin lactosa y sin gluten.

Puedes tomarlo junto con nuestras bebidas probióticas. Ambos productos son compatibles. Con solo una cápsula al día aumentarás los beneficios de ProKey.

 

5/5 (1 Review)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Cerrar
Banner prueba Prokey gratis

SUSCRÍBETE!

Conseguirás nuestro ebook GRATUITO

Alimentación Prebiótica y Probiótica

×
×

Cart

WhatsApp ¿Dudas sobre PROKEY? Escríbenos un WhatsApp