Cómo Aumentar las Defensas de tu Cuerpo en el deporte y rendir más

En el anterior post os hablábamos de los beneficios de los probióticos en el running. Vimos cómo estos interaccionan con la microbiota intestinal y el sistema inmune, reduciendo la incidencia de infecciones en deportes de resistencia. Puedes leerlo aquí.

En esta ocasión nos centraremos en un aspecto al que el ejercicio intenso y prolongado suele afectar: las defensas. Averiguaremos qué les sucede exactamente cuando entrenamos y cómo podemos aumentarlas para evitar problemas de salud asociados a la práctica deportiva.

Inmunidad, defensas y probióticos

Sabemos, y así lo confirman los expertos, que los probióticos influyen en nuestra función inmunológica: «la microbiota intestinal y algunos probióticos interactúan con el sistema inmunitario del huésped, lo que influye en el estado de salud y en el riesgo de enfermedad» (Diet, immunity and inflammation, Trejo y Sanz, 2013).

El uso de probióticos previene las infecciones agudas del tracto respiratorio superior y reduce la duración media de la enfermedad, el empleo de antibióticos y la ausencia escolar o ausencia al trabajo. Los probióticos disminuyen la incidencia de los episodios de infección en aproximadamente un 47 % y la duración promedio de un episodio agudo en 2 días (revisión, revisión).

Esto es en la población general, niños y adultos. Pero, ¿y en atletas, deportistas e individuos altamente activos? Vamos a verlo.

¿Qué les ocurre a mis defensas cuando practico deporte?

En este blog hemos hablado de la importancia de la salud gastrointestinal para regular la adaptación al ejercicio físico. No en vano en eventos exhaustivos y prolongados pueden darse en el atleta síntomas como náuseas, distensión abdominal, cólicos (dolores abdominales), diarrea o sangrado.

kefir de agua y kombucha prokey

¡ OFERTA EXCLUSIVA !

¿Te gustaría Probar Prokey GRATIS durante 10 días?

Solo te pediremos pagar los gastos de envío*

*Válido para España península y Baleares

Pero es que además el ejercicio intensivo y duradero se asocia con una depresión de la función inmunológica y una merma de las defensas. Un entrenamiento o una competición intensos pueden conducir a un deterioro inmunitario en el individuo, relacionado con un aumento de la susceptibilidad del tracto respiratorio superior.

Las causas de esta depresión inmunitaria son:

  • un incremento de las hormonas del estrés, como adrenalina y cortisol;
  • el aumento del estrés oxidativo, y
  • alteraciones del equilibrio proinflamatorio y antiinflamatorio de citoquinas.

¿Cómo aumentar las defensas en el deporte?

La flora microbiana intestinal está constituida por diversas especies bacterianas que habitan en el tracto gastrointestinal. Su interacción con las células epiteliales intestinales y las células inmunes ejerce efectos positivos sobre el tracto respiratorio superior. Estas bacterias contribuyen a mantener la homeostasis (equilibrio) intestinal y regulan el sistema inmunológico y la protección del organismo contra las infecciones, es decir, las defensas.

Los probióticos tienen la capacidad de modular las alteraciones en la función inmunológica después del ejercicio, lo que resalta su potencial de uso en el deporte (revisión). Sus mecanismos de acción incluyen pues: interacción directa con la microbiota intestinal, interacción con el sistema inmune de la mucosa y señalización inmunitaria a órganos y sistemas. Todo ello se traduce en menos:

  • Infecciones gastrointestinales.
  • Infecciones respiratorias.
  • Otras afecciones menores frecuentes en deportistas.

Sobre los probióticos y la mejora de la salud gastrointestinal existen infinidad de investigaciones. Si bien publicaciones recientes muestran también las ventajas sobre la inmunidad del deportista y el aumento de las defensas. Una revisión de estudios experimentales efectuados desde 2006 en atletas e individuos sometidos a altos niveles de estrés físico apunta a beneficios en términos de número o frecuencia, duración y gravedad de la enfermedad gastrointestinal y respiratoria.

En este ensayo se evaluaron los efectos positivos en la salud y el sistema inmune de atletas de resistencia mediante el consumo de Lactobacillus casei (Shirota). La ingesta regular de probióticos redujo los títulos de anticuerpos de los virus del herpes —citomegalovirus y virus de Epstein-Barr— en plasma, lo que se interpreta como una mejora de las defensas y del estado inmunológico general (estudio).

como aumentar las defensas en el deporte

Más recientemente, otro estudio en atletas informó de una disminución de las infecciones del tracto respiratorio superior. Los estudios que examinaron los efectos inmunomoduladores de los probióticos revelaron un incremento en la producción de interferón y células T —funciones de defensa antiviral— y un mejor mantenimiento de la IgA salival durante el entrenamiento intensivo (estudio, estudio, estudio, estudio).

Los probióticos protegen la salud del deportista mediante la optimización del sistema digestivo y la mejora de la inmunidad y las defensas. En ProKey elaboramos refrescos probióticos a base de kéfir y kombucha, que puedes tomar de forma regular —no solo antes, durante o tras la práctica deportiva— como bebida isotónica probiótica.

Además de aumentar tus defensas, ProKey mantiene el intestino en buenas condiciones, hidrata y aporta minerales, es antioxidante y bajo en calorías, incrementa la capacidad física, elimina las agujetas y controla el colesterol. Si eres atleta o practicas deporte a diario, prueba nuestros refrescos probióticos y comienza a beneficiarte de todas sus ventajas.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

2 comentarios en “Cómo Aumentar las Defensas de tu Cuerpo en el deporte y rendir más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.