Consejos para tomar Kéfir si tengo problemas intestinales

¿Puedo tomar kéfir si sufro problemas intestinales? Si padeces de diarrea o estreñimiento frecuentes, colon irritable, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o celiaquía es muy posible que te hayas hecho esta pregunta en alguna ocasión.

En este artículo responderemos a esta cuestión con los estudios «en la mano». Veremos si es o no conveniente tomar kéfir u otros alimentos probióticos en caso de problemas gastrointestinales, y si decides introducirlos en tu dieta, te damos algunos consejos prácticos para hacerlo.

cómo tomar kefir

Los problemas intestinales y el papel de la microbiota

¿A qué nos referimos con problemas intestinales? A trastornos o enfermedades gastrointestinales tales como:

  • La gastritis.
  • El síndrome del intestino irritable (SII), o colon irritable.
  • La enfermedad inflamatoria intestinal (EII).
  • La enfermedad de Crohn.
  • La colitis ulcerosa.
  • La celiaquía, o enfermedad celíaca.

En nuestro blog hemos hablado largo y tendido de estos problemas intestinales. Trastornos o enfermedades, desgraciadamente cada vez más habituales, que se caracterizan por una serie de síntomas comunes:

  • Cambios en la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones: diarrea o estreñimiento.
  • Hinchazón y distensión abdominal.
  • Gases y flatulencias.
  • Molestia o dolor abdominal.

Son muchos los estudios que han demostrado el papel protagonista de la flora o microbiota intestinal en estas y en otras enfermedades extraintestinales (enfermedades infecciosas o enfermedades neoplásicas, esto es, cáncer). Partiendo de que se observan importantes cambios cualitativos y cuantitativos en la microbiota intestinal del paciente.

kefir de agua y kombucha prokey

¡ OFERTA EXCLUSIVA !

¿Te gustaría Probar Prokey GRATIS durante 10 días?

Solo te pediremos pagar los gastos de envío*

*Válido para España península y Baleares

¿Puedo tomar kéfir si tengo problemas intestinales?

No solo puedes, sino que es conveniente. Incorporar alimentos probióticos como el kéfir en la dieta puede resultar beneficioso en caso de padecer problemas gastrointestinales.

Los tratamientos farmacológicos tienen una eficacia limitada y a menudo producen efectos secundarios. Dado que se ha demostrado la implicación de los cambios en la microbiota intestinal en estas enfermedades, hay un creciente interés en terapias que puedan influir en dichos cambios: los probióticos, los prebióticos y los simbióticos (estudio).

Así, numerosas investigaciones recientes proponen emplear probióticos para el tratamiento del SII, la EII o trastornos alérgicos. Algunas de las especies a las que se atribuyen beneficios son: Lactobacillus plantarum, L. acidophilus, L. casei, Bifidobacterium animalis o B. infantis (revisión, revisión, metanálisis).

Si bien los efectos dependen de cada cepa y de la dosis. Por ejemplo, B. infantis 35624 cuenta actualmente con la mejor base de evidencia para eficacia en el SII (revisión, estudio, estudio). Esta revisión sistemática proporciona una guía práctica sobre qué probiótico seleccionar para cada problema específico.

También los prebióticos (alimento no digerible que al ser fermentado estimula el crecimiento y la actividad de especies bacterianas del colon, fundamentalmente lactobacilos y bifidobacterias) y los simbióticos (mezcla de probióticos y prebióticos) son agentes terapéuticos, eficaces para aliviar los síntomas de enfermedades gastrointestinales (ensayo clínico, ensayo clínico, estudio).

Problemas intestinales y kéfir: consejos

No suele haber una sola causa que provoque el problema gastrointestinal, por lo que tampoco existe un tratamiento único. El manejo de los síntomas suelo comenzar con un ajuste de los factores del estilo de vida que puedan estar causando o agravando la enfermedad, y uno de los principales es la dieta.

Los beneficios de probióticos como los presentes en el kéfir residen en sus efectos antibacterianos y antivíricos, sus propiedades antiinflamatorias o su capacidad para disminuir la producción de gas. El kéfir contiene una serie de bacterias que resultan beneficiosas para mejorar los problemas intestinales, muchas más bacterias diferentes que, por ejemplo, un yogur convencional.

Como alimento probiótico, el kéfir puede proporcionar alivio de algunos síntomas de la enfermedad gastrointestinal como:

  • digestiones pesadas;
  • diarrea o estreñimiento;
  • hinchazón, o
  • gases y flatulencias.

Lo ideal es ir probando qué alimentos probióticos te sientan bien y cuáles no. El mejor consejo respecto al kéfir es que lo introduzcas lentamente, en pequeñas cantidades, en tu dieta y vayas comprobando cómo responde tu cuerpo. Si eres constante y lo tomas durante 7-10 días, notarás resultados. Te contamos más en este otro post: ¿Cuánto kéfir de agua Prokey puedo tomar y cuándo debo hacerlo?

consejos para tomar kefir

Y lo mismo para los alimentos prebióticos: poco a poco y observando los efectos. Aquí tienes una lista.

Quizá una dieta baja en FODMAPs sea también aconsejable en tu caso.

PROKEY es una bebida probiótica que contiene cepas de los géneros Lactococcus, Lactobacillus y Bifidobacterium, que te ayudan a mejorar tu tránsito intestinal, aliviando los síntomas de trastornos y enfermedades gastrointestinales. Además, no contiene lactosa ni gluten, por lo que es apto para veganos y personas con intolerancias alimentarias.

Se trata de un refresco ecológico basado en kéfir, muy bajo en azúcar. ¡Pruébalo! Otros/as ya lo han hecho y esto es lo que nos cuentan:

“Descubrí Prokey a través de Marcos Llorente e Ibai Gómez, y estoy encantado. Casi todas las bebidas isotónicas que había probado me producían problemas digestivos, en cambio Prokey me ayuda cuando tengo dificultades en este sentido.”

Adolfo Madrid, preparador físico de jugadores profesionales de fútbol.

“Uso Prokey a diario y lo recomiendo a mis pacientes en consulta, por su efecto probiótico y por sus características nutricionales. Me gustan sus sabores y que sea ecológico.”

Montse Reus, dietista especialista en enfermedades autoinmunes.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada