615 381 406 / L-V de 9 a 17h (Madrid time)

Agua Funcional con Probióticos. Cuida tu Salud Día a Día

Cada año se consumen en el mundo miles de millones de litros de estas bebidas. Sus principales consumidores son Norteamérica, Europa y Japón. Os hablamos de las aguas funcionales, aguas enriquecidas con vitaminas y minerales: para qué sirven y qué hay de verdad en las cualidades que se les atribuye. Hemos echado además una ojeada al mercado para ver qué productos de este tipo se comercializan actualmente.

Por último, con motivo del lanzamiento hace poquito de nuestras ProKey waters (lima limón, mango, piña), queremos contarte qué es el agua funcional con probióticos, en qué se asemeja y se diferencia de las anteriores, y en qué aspectos concretos de tu salud puede ayudarte.

¿Qué es un agua funcional?

Buscamos en el diccionario el significado del término «funcional»; encontramos: «Dicho de una cosa: Diseñada u organizada atendiendo, sobre todo, a la facilidad, utilidad y comodidad de su empleo». Un agua funcional sería por consiguiente un agua con una cierta utilidad, ideada con una función determinada.

Más concretamente, es un agua a la que se adicionan sustancias beneficiosas para la salud, normalmente vitaminas y minerales —también probióticos, como veremos un poco más adelante—. En este grupo estarían asimismo las aguas funcionales de uso deportivo, con electrolitos y propiedades benéficas para el atleta o deportista.

En una categoría distinta se encontrarían las aguas con sabores, que son sencillamente eso, aguas a la que mediante procedimientos artificiales se agrega un sabor específico pero que no contienen ningún nutriente o compuesto similar al que se atribuyan beneficios concretos.

Agua funcional Prokeydrinks

Ejemplos de aguas funcionales

En el mercado hallamos numerosos ejemplos de aguas funcionales: aguas «sibaritas» de glaciares o manantiales recónditos; agua con oxígeno, como OGO; aguas con minerales, como las de Vichy Catalan; las aguas con vitaminas de Solán de Cabras, o las Y Water pensadas para los niños con, según leemos en su web, agua para los músculos, agua para los dietes y los huesos, agua para el cerebro y agua para el sistema inmune.

En cuanto a las aguas funcionales de uso deportivo destacan marcas como Powerade y Amatil, de Coca-cola, o Gatorade y Propel Fitness Water, de PepsiCo.

¿Son las aguas funcionales buenas para mí?

Es agua, por lo que perjudiciales no son. Desde luego sí que, en general, son más sanas que los refrescos azucarados. Aunque cuidado con los azúcares y aditivos nocivos. Las aguas (solo) saborizadas —que ubicábamos en una categoría diferente— suelen ser una mala opción al incluirlos, muchas veces en gran cantidad.

Un agua funcional enriquecida no es un agua milagrosa ni la solución a nuestros requerimientos dietéticos diarios. Supone un aporte de micronutrientes, pero es la ingesta regular de alimentos naturales como frutas y verduras la que cubre nuestras necesidades de vitaminas y minerales, con la ventaja añadida del aporte de fibra. Es, simplemente, un complemento de la dieta.

No puedes compensar una mala alimentación con un «producto milagro»

A los que sí parecen aportar claros beneficios es a atletas y deportistas profesionales, personas que tienen un gran gasto energético. Estas aguas suponen para ellos una buena opción de rehidratación y aporte de nutrientes. Las aguas funcionales resultan especialmente útiles en la competición y los deportes de fondo, de los que hablábamos en este artículo anterior del blog.

Agua «funcional» con probióticos… ¿«funciona»?

Como complemento sano de una buena dieta es como concebimos nuestras aguas funcionales con probióticos. Son aguas con nutrientes esenciales, concretamente vitaminas del grupo B y minerales como calcio, magnesio y fósforo, que además contienen fermentos naturales.

Y es en estos microorganismos donde, sobre todo, reside su funcionalidad. Se trata de cultivos vivos de cepas de los géneros Lactococcus, Lactobacillus o Bifidobacterium, microorganismos proactivos, funcionales, beneficiosos para el sistema digestivo o el sistema inmunitario.

«Este alimento me sienta mal», «Tengo digestiones pesadas», «No descanso bien y me siento sin energía de forma frecuente», «Los medicamentos no me ayudan a lograr el efecto que deseo en mi salud», «No me recupero como debería de mis entrenamientos»… Puede que algo de esto te suene, y en casos así los probióticos han mostrado buenos resultados.

Existe evidencia de que el agua funcional con probióticos:

  • Aporta nutrientes, recordemos: vitaminas del grupo B y minerales —calcio, magnesio y fósforo, entre otros—.
  • Facilita las digestiones y la absorción de nutrientes.
  • Mejora el tránsito intestinal, aliviando los síntomas de alergias e intolerancias alimentarias (revisión, post).
  • Ayuda a recuperar el equilibrio en el sistema digestivo y/o el sistema hormonal de manera natural (post).
  • Fortalece el sistema inmune, mejorando las defensas contra infecciones e inflamación; esta última, causa subyacente de numerosas enfermedades de nuestro tiempo (estudio, estudio, estudio, estudio).
  • Rehidrata, aporta energía y ayuda a mantener el equilibrio hídrico y electrolítico en deportistas; en este otro post os damos más detalles.

ProKey waters son bebidas fermentadas, aguas funcionales con fermentos naturales —microorganismos probióticos vivos—, y aroma natural de Piña, Mango o Lima Limón. Muy bajas en azúcar (menos de un 2 %) y sin aditivos químicos.

¡Pruébalas! Y cuéntanos después tus impresiones en los comentarios.

0/5 (0 Reviews)

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestro blog para recibir información sobre probióticos y prebióticos.

Rellena este formulario y recibe puntualmente nuestros artículos en tu email

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

Cerrar
Banner prueba Prokey gratis

SUSCRÍBETE!

Conseguirás nuestro ebook GRATUITO

Alimentación Prebiótica y Probiótica

×
×

Cart

WhatsApp ¿Dudas sobre PROKEY? Escríbenos un WhatsApp