Qué es y cómo tratar la enfermedad de Crohn

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) abarca dos patologías: la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. La primera se caracteriza por la inflamación de la pared interior del colon mientras que la segunda puede manifestarse en cualquier parte del aparato digestivo. Sí bien ambas patologías alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes.

En este artículo te hablamos acerca de la enfermedad de Crohn, en qué consiste y cuáles son sus síntomas y sus posibles tratamientos.

¿Qué es la enfermedad de Crohn? Síntomas

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta fundamentalmente al tracto gastrointestinal, pudiendo aparecer en cualquier parte de su superficie, desde la boca hasta el ano. Se desconoce su origen exacto pero sí se han reconocido factores que incrementan el riesgo de padecerla, estos son:

Factores genéticos

Uno de los principales factores de riesgo es el historial familiar. Tener un familiar de primer grado que padezca la enfermedad aumenta considerablemente el riesgo de padecerla (hasta 10 veces).

Factores inmunológicos

La enfermedad de Crohn va acompañada de alteraciones del sistema inmunitario innato (barrera de la capa mucosa, y péptidos antimicrobianos protectores en niveles por debajo de lo normal) y del sistema inmunitario adaptativo (desequilibrio entre las células efectoras proinflamatorias y las células regulatorias).

Factores ambientales

El tabaco es un inequívoco factor de riesgo, acelerando el avance de la enfermedad de Crohn. En cuanto a la dieta, aunque hay pocos estudios que confirmen su relación con la enfermedad, sí se ha demostrado que aquella que contiene bajas cargas antigénicas supone un retroceso y mejora de las manifestaciones. También se ha evidenciado la influencia de las bacterias intestinales (microbiota intestinal), asociándose la disminución de firmicutes y bacteroides con la enfermedad (.pdf, 115 KB).

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn son:

  • dolor abdominal;
  • diarrea;
  • sangrado rectal;
  • incontinencia fecal;
  • fisuras y úlceras;
  • pérdida de apetito con consiguiente pérdida de peso;
  • fiebre, y
  • fatiga

Asimismo, pueden darse síntomas extraintestinales que afectan a la piel, los ojos, las articulaciones o la vía biliar.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn

La aparición de la enfermedad de Crohn no se debe a una sola causa, por lo que no hay un único procedimiento que conduzca a su cura definitiva. No obstante, existen una serie de tratamientos que permiten su control haciendo que la persona afectada lleve una vida «normal».

El fin es evitar la aparición de nuevos brotes y/o mitigar en lo posible los que se manifiestan.

Tratamientos Enfermedad Crohn ProkeyDrinks

A continuación enumeramos algunos de los tratamientos de la enfermedad de Crohn.

Tratamiento farmacológico

Las familias de fármacos más utilizadas son: glucocorticoides, inmunosupresores, antibióticos, aminosalicilatos (5-ASA), y anti-TNF-α (infliximab y adalimumab) en las terapias biológicas.

Tratamiento quirúrgico

Consiste en la extirpación de la parte del intestino afectada. Aunque se eliminan los síntomas a corto plazo, la curación no es definitiva pues la inflamación suele reaparecer cerca de la zona intervenida.

Tratamiento nutricional (dieta)

La inflamación, los medicamentos, el tratamiento quirúrgico y la menor ingesta de alimentos pueden ocasionar efectos secundarios graves, provocar malabsorción intestinal y déficits (calcio, ácido fólico, vitamina B12 o vitamina D). Por lo que es habitual tomar suplementos de minerales y vitaminas para aliviar y/o remitir los síntomas durante los brotes.

Los componentes que parecen desencadenar reacciones adversas en los pacientes son la caseína (proteína en lácteos), el gluten (proteínas en harina de cereales) y algunas frutas y verduras.

«No se ha establecido ninguna dieta para aliviar el dolor y el sufrimiento de los pacientes con EC. Esto es curioso dado el hecho de que existe una mayor prevalencia de sensibilidades alimenticias en esta población de pacientes […] Aunque no todos los pacientes responden por igual a la dieta, muchos simplemente eliminan los alimentos que provocan los síntomas, como los productos lácteos, el trigo, el maíz y ciertas frutas y verduras…» (estudio). Los dos tipos de dieta que se han manifestado pues más eficaces son la dieta sin gluten y la dieta baja en FODMAP (estudio).

La Confederación ACCU (Asociaciones de Crohn y Colitis Ulcerosa) España señala «Existe una amplia variedad de tratamientos disponibles e indicados según la gravedad del brote (leve, moderado o grave) que pueden ser usados por separado o, incluso, combinándose entre sí […] Otros métodos más innovadores, como el trasplante de células madre, se emplean en un limitado número de pacientes cuando han fracasado todas las opciones previas de tratamiento», a lo que añade acerca de la enfermedad: «Cada persona es diferente y a cada una le afecta de una manera distinta. Es por ello, que no hay un tratamiento común para todos los pacientes».

ProKey es una bebida probiótica no láctea y libre de gluten, apta en caso de sensibilidades alimentarias que, como hemos comprobado, son frecuentes en personas que padecen la enfermedad de Crohn.

El aporte regular de probióticos ayuda a mejorar los problemas intestinales y a digerir los compuestos que puedan estar dañando el intestino.

Si te animas, estos son nuestros refrescos ecológicos Prokey de Kéfir de agua:

Visita nuestra tienda online para adquirir el tuyo o pide a tu herbolario más cercano.

Si tienes alguna pregunta también te puedes poner en contacto con nosotros, y si quieres hacer algún aporte al artículo estaremos encantados de leerte en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *