Probióticos y Prebióticos. Todo lo que Debes Saber
Todo lo que debes saber sobre los probióticos y los prebióticos
3 Julio 2017 - 13:10, por , en Prebióticos, probióticos, sin comentarios

Probióticos y prebióticos, ¿qué diferencias hay entre ellos?, ¿dónde podemos encontrarlos? Te contamos sus singularidades, cómo funcionan, algunas curiosidades… Todo lo que debes saber para incluirlos en tu dieta diaria.

¿En qué se diferencian probióticos y prebióticos? 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los probióticos son «Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador». Recordemos que este tipo de microorganismos están presentes en determinados alimentos, entre ellos: yogur, kéfir, jocoque, chucrut (col fermentada) y kimchi. Los conocemos como alimentos probióticos.

Por su parte, los prebióticos son definidos como «sustancias de la dieta (fundamentalmente polisacáridos no amiláceos y oligosacáridos no digeribles por enzimas humanas) que nutren a grupos seleccionados de microorganismos que habitan en el intestino favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas sobre las nocivas» (definición de World Gastroenterology Organisation -WGO- en el «Consenso Científico sobre Prebióticos», .pdf 201 KB).

Finalmente, cabría citar los alimentos simbióticos, que son aquellos alimentos funcionales que contienen una mezcla de ambos, probióticos y prebióticos. Los segundos sirven de alimento o «sustrato» a los primeros.

¿Dónde se encuentran?

Los probióticos son microorganismos vivos, bacterias y levaduras, contenidos de manera natural en algunos alimentos (probióticos naturales) o añadidos a alimentos funcionales, medicamentos o suplementos dietéticos. Los más empleados son los pertenecientes a los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium.

  • Lactobacillus, lactobacilos o bacterias del ácido láctico, son un género de bacterias Gram-positivas, anaeróbicas que convierten la lactosa y algunos monosacáridos en ácido láctico (fermentación láctica).
  • Bifidobacterium es asimismo un género de bacterias Gram-positivas, anaeróbicas que residen en el colon y ayudan en el proceso de la digestión (artículo «Qué es el Bifidus y qué beneficios aporta a tu organismo»).

Los prebióticos son hidratos de carbono no digestibles que forman parte de la composición intrínseca de los alimentos o que se agregan artificialmente a los mismos (alimentos funcionales). Los más conocidos o estudiados son la inulina y los fructooligosacáridos.

  • La inulina es una sustancia (hidrato de carbono, carbohidratos o sacárido) de reserva presente en las raíces, tubérculos y rizomas de algunas plantas fanerógamas como la achicoria o el diente de león. También hallamos inulina en el ajo, la cebolla, la alcachofa, etc.
  • Los fructooligosacáridos, oligofructosas u oligofructanos, abreviados como FOS, son polisacáridos con una gran capacidad edulcorante, como veremos a continuación. Los FOS están presentes en numerosas frutas y verduras, entre otras: bananas, espárragos, cebada y trigo.

¿Para qué sirven? ¿Cuáles son sus usos?

Usos y beneficios de los próbioticos y los prebióticos

Los lactobacilos y las bifidobacterias han sido ampliamente empleados para conservar los alimentos mediante el proceso de fermentación. El caso más común es el del yogur, que se obtiene mediante la fermentación de la leche.

Nuestra bebida de kéfir de agua ProKey es asimismo un ejemplo de producto con propiedades probióticas; se elabora gracias a la acción de microorganismos vivos del género Bifidobacterium, concretamente las especies B. bifidum y B. lactis.

Los prebióticos, pese a que el organismo no pueda digerirlos, tienen un efecto fisiológico beneficioso en el intestino pues estimulan selectivamente el crecimiento y la actividad de las bacterias presentes en él (principalmente los anteriores lactobacilos y bifidobacterias), que los utilizan como alimento. Los prebióticos pueden por tanto aumentar significativamente el número de estas bacterias, modulando así la microbiota; es lo que persiguen los medicamentos, complementos alimenticios o productos enriquecidos.

En la industria alimentaria, la inulina y los FOS son usados como sustitutivos del azúcar o en combinación con edulcorantes artificiales para mejorar las propiedades organolépticas, como la textura o el sabor, de productos lácteos fermentados, galletas, mermeladas, pan y diversos productos dietéticos.

¿Sabías que…?

  1. El significado literal del término probiótico es «para la vida»; el de prebiótico, «promotor de vida»; por lo que son conceptos completamente opuestos al de antibiótico (anti, «en contra», ybiotikos, «dado a la vida»).
  2. En España se halla la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP), una «organización científica sin ánimo de lucro dedicada al fomento y difusión del conocimiento científico y la investigación, la aplicación clínica y la divulgación sobre microbiota de las regiones corporales, probióticos y prebióticos y su impacto en la salud».
  3. Se cree que la fermentación ácido láctica de alimentos procedentes de plantas (vegetales fermentados) se remonta a aproximadamente 1.5 millones de años a. de C. (artículo), como modo sencillo y seguro de conservarlos. La integración de lácteos fermentados en la alimentación humana fue posterior, aproximadamente 10 000 años atrás.
  4. Una versión persa del Antiguo Testamento señala que la longevidad de Abraham (según cuentan los relatos bíblicos, murió a los ciento setenta y cinco años de edad) se debía al consumo de «leche agria».
  5. El microbiólogo ruso y premio Nobel de Fisiología o Medicina Elie Metchnikoff atribuyó en 1908 la longevidad de determinadas poblaciones balcánicas (campesinos búlgaros) al consumo habitual de lácteos fermentados (leche ácida -yogur-); indicó que los lactobacilos «reducirían las toxinas producidas por las bacterias intestinales, promoviendo la salud y prolongando la vida».

Con ProKey puedes puedes gozar de los beneficios de probióticos y prebióticos de un modo sencillo y muy pero que muy apetecible; solo tienes que escoger tu sabor favorito.

Puedes optar por probarlos todos… y empezar a disfrutarlo mientras ayudas a tu organismo.

Si te animas, estos son nuestros refrescos ecológicos Prokey de Kéfir de agua:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí.

Sobre el autor

Deja un comentario