Probióticos Naturales: Qué, Cómo y Cúando Tomarlos
Probióticos naturales y sus grandes beneficios
9 Mayo 2017 - 11:38, por , en probióticos, sin comentarios

El concepto «probiótico» deriva del griego pro bios, es decir, «para la vida». Es pues opuesto al de «antibiótico» (anti, «en contra», y biotikos, «dado a la vida») y se introdujo por vez primera en 1965.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los probióticos como: «Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador».

¿Qué son los probióticos naturales?

Los probióticos están contenidos de forma natural en determinados alimentos o son adicionados artificialmente. Este último es el caso de los suplementos nutricionales (comprimidos, cápsulas o sobres) a los que se añaden estos microorganismos.

Cuando hablamos de probióticos naturales nos referimos a aquellos microorganismos vivos que podemos encontrar de manera natural en muchos alimentos y que, ingeridos en cantidades suficientes, alteran la microbiota. Lo que, como veremos, se traduce en múltiples beneficios para nuestro organismo.

Ejemplos de probióticos naturales

Te mostramos cinco fuentes naturales de probióticos. Incluir estos alimentos en tu dieta te resultará muy sencillo pues los puedes encontrar comúnmente en el mercado:

  1. Yogur

Además de un alimento con un inmenso contenido en bacterias, aproximadamente ¡100 millones!, el yogur es una gran fuente de calcio y proteínas. Eso sí, toma yogur natural, sin azúcar o edulcorantes añadidos, y, a ser posible, ecológico.

  1. Encurtidos

Disponer aceitunas o pepinillos en salmuera y añadir vinagre hace que proliferen gran número de bacterias y levaduras que se adhieren a la piel del encurtido ablandándola y eliminando su amargor. No obstante, mucho cuidado con la sal o los aditivos que industrialmente se añaden a estas preparaciones. Cuida en lo posible que su elaboración sea artesanal.

  1. Queso crudo

Los quesos de cabra u oveja son una estupenda fuente de probióticos (acidophilus, bifudus, thermophillus…) naturales. Especificamos «crudo» porque el contenido en bacterias se pierde en la pasteurización, procedimiento que en este tipo de queso no se lleva a cabo.

  1. Chocolate negro

(Chocolate amargo o chocolate puro) Los amantes del chocolate, que son muchos, están de enhorabuena. Este alimento, caracterizado por poseer poco azúcar, además de tener un excelente sabor «… desempeña un papel en diferentes enfermedades y trastornos humanos a través de modulaciones de las especies microbianas intestinales…»

  1. Kéfir

Con una elevada diversidad bacteriana, un contenido en microorganismos por ml mayor incluso que el yogur, el kéfir potencia el sistema inmune y mantiene en equilibrio nuestra flora intestinal. ProKey es una bebida de kéfir de agua apta además para vegetarianos, veganos y personas con intolerancias alimentarias (lactosa y gluten).

¿Por qué probióticos naturales? Beneficios y contraindicaciones de tomar probióticos

Beneficios y contraindicaciones de los probióticos naturales

La flora o microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que vive en el intestino y que forma parte de la microbiota normal (microorganismos que se localizan normalmente en distintas partes del cuerpo humano). Se regenera con regularidad (los microorganismos muertos se excretan a través de las heces), evitando que se desarrollen enfermedades. Es susceptible a factores intrínsecos, las secreciones intestinales, y extrínsecos, dieta, ingesta de antibióticos y alimentos con componentes prebióticos u organismos probióticos, envejecimiento o estrés.

Existen probados vínculos entre desequilibrios en la composición de la microbiota y la aparición de enfermedades metabólicas, como obesidad o diabetes, autoinmunes, como asma o síndrome de Crohn, e incluso neurodegenerativas, como Alzheimer o Parkinson. En la línea de su tratamiento y prevención, se han desarrollado numerosos estudios que han demostrado los beneficios del consumo de probióticos sobre la salud digestiva.

Investigadores de la Universidad McMaster han señalado recientemente que estos desequilibrios pueden además causar inflamación, asociada a su vez al envejecimiento y la muerte prematura. «… los desequilibrios en la composición de los microbios intestinales en los ratones más viejos hacen que los intestinos se vuelvan permeables, liberando productos bacterianos que desencadenan la inflamación, deterioran la función inmune y reducen la vida útil» (Artículo en Cell Host & Microbe). Los probióticos refuerzan por tanto el efecto o función barrera del intestino, mantienen los microbios «en su lugar» y reducen la inflamación ligada a la edad.

No obstante, como hemos mencionado, es necesario hacer una distinción entre probióticos naturales, inherentes a los anteriores (y otros muchos) alimentos, y los suplementos nutricionales. «Hoy en día, no se puede caminar por los pasillos de un supermercado de cualquier país desarrollado sin toparse con anuncios que promocionan los beneficios de suplementos alimentarios […] Pero detengámonos a reflexionar: ¿el agua azucarada se vuelve saludable por el solo hecho de agregarle vitaminas? ¿ocurre algo parecido si al yogur se le agregan más bacterias?»

Las preparaciones probióticas industriales se clasifican pues como alimentos o suplementos alimenticios; de modo que, a diferencia de los medicamentos, no existen reglamentos que impidan a sus fabricantes hacer declaraciones promocionales sobre salud no específicas. Pero lo cierto es que el contenido en probióticos de esta clase de productos no suele ser muy elevado y, en muchos casos, su función no está demostrada.

Que no te engañen. Apuesta por probióticos naturales.

ProKey es un refresco natural, ecológico, elaborado gracias a la acción de cultivos vivos de kéfir de agua.

Si te animas, te ofrecemos estos refrescos ecológicos Prokey de Kéfir de agua:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí.

Sobre el autor

Deja un comentario