Dieta Cetogénica. Beneficios y Contraindicaciones. ¿Funciona de verdad?
La dieta cetogénica y los beneficios que puede aportar a la salud
4 Mayo 2017 - 19:20, por , en alimentación y salud, sin comentarios

La dieta cetogénica es tendencia, en parte debido a las facultades que se le atribuyen para perder peso de forma rápida. Es, a grandes rasgos, una dieta baja en carbohidratos. Se reduce la ingesta de los mismos con objeto de forzar al organismo a que consuma las grasas.

No hay una única dieta cetogénica. El ejemplo más popular es la dieta Atkins. En 1972, el cardiólogo estadounidense Robert Coleman Atkins publicó su libro La revolución dietética del Dr. Atkins. En él propugna el consumo de alimentos con bajo contenido en carbohidratos a fin de «transformar tu metabolismo para que aprenda a aprovechar las grasas para producir energía».

¿Qué es una dieta cetogénica?

La dieta cetogénica se basa en disminuir notablemente el consumo de carbohidratos (hidratos de carbono, glúcidos o sacáridos) y aumentar el de grasas saludables con la finalidad de inducir el metabolismo de la grasa. Dicho de otro modo: el cuerpo deja de utilizar los carbohidratos como fuente primaria de energía y los sustituye por las grasas.

Entre otros efectos metabólicos, se promueve la liberación de cuerpos cetónicos cuya presencia prolongada en la sangre ocasiona una situación de cetosis semejante a la del ayuno (cuando la cantidad de energía «consumida» es menor que la requerida por nuestro organismo).

Nuestro cuerpo interpreta la falta de carbohidratos como un ayuno de estos compuestos y pone en marcha el consumo de grasa.

Tipos de dietas cetogénicas

Las dietas cetogénicas se clasifican atendiendo a la limitación en la cantidad de carbohidratos. Existen algunas más permisivas en cuanto a su consumo y otras que los eliminan por completo. Encontramos:

  1. Dietas bajas en carbohidratos: Aporte inferior a 60 g diarios.
  • Dietas ricas en grasas
  • Dietas ricas en proteínas (hiperproteicas)
  1. Dietas bajas en energía (hipocalóricas): Un máximo de 1000 kcal.

En una dieta cetogénica común, las calorías provienen de:

  • hidratos de carbono entre un 5 y un 15%;
  • proteínas de 20 a 30%, y
  • grasas alrededor del 65%.

Beneficios de la dieta cetogénica

Determinados estudios relacionados con el control de la obesidad y el sobrepeso indican que seguir una dieta baja en carbohidratos, controlada por un médico especialista durante un determinado período de tiempo, puede ayudar al paciente a reducir su peso corporal.

La dieta cetogénica se prescribe como tratamiento para la epilepsia, una enfermedad neurológica en la que se producen ataques recurrentes caracterizados por convulsiones debido a la aparición de actividad eléctrica anormal en el cerebro.

«Todos los autores señalan su eficacia en una proporción significativa de pacientes…» «Se considera que una dieta cetogénica puede ser una opción válida en aquellos pacientes que tienen dificultad para controlar la epilepsia con los múltiples medicamentos antiepilépticos modernos».

Tras investigaciones que arrojan resultados positivos al respecto, algunos pediatras recomiendan una dieta cetogénica, baja en hidratos de carbono y alta en grasas, en niños con trastornos del desarrollo neurológico como TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) o autismo para mejorar la atención, el comportamiento y el funcionamiento social.

Los alimentos grasos adquieren un gran protagonismo en la dieta cetogénica

Se trata de una dieta óptima para diabéticos. Es más, existen evidencias científicas que confirman que las dietas bajas en carbohidratos resultan efectivas en personas con diabetes. «Los beneficios de la restricción de carbohidratos en la diabetes son inmediatos». «La restricción de carbohidratos dietéticos reduce de forma fiable la glucosa en sangre y conduce a la reducción o eliminación de la medicación».

Se dan resultados favorables en el tratamiento del cáncer derivados de la disminución de los niveles de glucosa. «La DC puede tener un papel primordial en el tratamiento de los procesos con proliferación celular» «la glucosa se utiliza como componente esencial para el crecimiento de las células proliferativas, y es posible que la DC reduzca la transformación de las células malignas» según la obra Dieta cetogénica, aspectos clínicos y aplicación dietética.

¿Qué otros beneficios se atribuyen a la dieta cetogénica? Hallamos:

  • Sensación de saciedad derivada de una digestión más lenta de las grasas. Se reduce la ansiada ligada a las dietas para perder peso.
  • Mejora del estado de salud general o de molestias digestivas en personas con celiaquía debido a la reducción o supresión del consumo de gluten, como indica este artículo en PMC (PubMed Central).
  • Mejoras en el rendimiento deportivo y mantenimiento de la masa muscular. En situación de cetosis (y metabolismo aeróbico) logramos más energía pues el metabolismo de las grasas es más eficiente y nos recuperamos mejor y más rápido tras el ejercicio físico.

Posibles contraindicaciones de la dieta cetogénica

Existe la necesidad de una mayor investigación en aras de demostrar la eficacia de la dieta cetogénica. Como hemos mencionado, se desconocen en parte sus efectos a largo plazo. No obstante, sabemos que:

  • Se desaconseja su seguimiento a personas con problemas cardíacos pues hay constancia de episodios de arritmias.
  • Puede darse un déficit de vitaminas, minerales o fibra por consumo insuficiente de alimentos ricos en micronutrientes.
  • En una dieta rica en proteínas pueden aparecer problemas derivados de su exceso. Puesto que nuestro cuerpo, a diferencia de como ocurre con las grasas, es incapaz de almacenarlas, las digiere y convierte en ácidos grasos o azúcares.

Alimentos comunes en una dieta cetogénica

Alimentos con bajo contenido en carbohidratos y alto en grasas saludables de origen vegetal, tales como:

  • Aceite de oliva, de coco o aceite contenido en aguacates, frutos secos y semillas.
  • Verduras de hoja y brotes: lechuga, espinacas, brócoli o col.
  • Otros: ajo, apio, pepino, calabacín y coliflor.

En una dieta hiperproteica encontramos alimentos ricos en omega-3 como sardinas, atún, salmón o conejo.

Prokey es una bebida probiótica natural baja en calorías (6 Kcal por 100 ml) e hidratos de carbono o azúcares (1.5 g). Por su valor nutricional, el refresco ideal si sigues una dieta cetogénica. ¡Anímate a probarlo!

Si te animas, te ofrecemos estas bebidas ecológicas Prokey de Kéfir de agua:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí.

Sobre el autor

Deja un comentario