No todos los refrescos que tomamos son iguales… ¿Sabes por qué?

Algunas de las preguntas habituales que llegan a google sobre los refrescos son:

  • ¿Qué refresco tiene menos azúcar? y la variante ¿Qué refresco tiene más azúcar?
  • ¿Qué refresco tiene menos / más calorías?
  • ¿Qué refresco engorda menos / más? o ¿Qué refresco no engorda?
  • ¿Qué refresco es menos dañino, hace menos / más daño?
  • ¿Qué refresco tomar cuando estás a dieta?
  • ¿Qué refresco puede tomar un diabético?
  • ¿Qué refresco puedo tomar durante el embarazo / lactancia?

Si entendemos qué es un refresco y cuándo debemos tomarlos, fácilmente vamos a dar respuesta a todas ellas ya que, en realidad, están todas relacionadas. Ya hablamos de las características de un refresco en esta entrada. 

cuando tomar refresco

Hoy lo que quiero es dar respuesta a todas esas preguntas que han quedado en el tintero.

¿Qué ingredientes contiene un refresco?

Básicamente, Un refresco o bebida refrescante es un preparado líquido hecho con agua, carbonatada o no, y una serie de aditivos. Estos aditivos son lo que le dan su sabor y aroma, de otro modo sería agua con gas:

  • edulcorantes, naturales o sintéticos. En esta categoría está la glucosa, el jarabe de glucosa/fructosa, el jarabe de maiz alto en fructosa o bien los edulcorantes artificiales, que permiten llamar al producto “sin azúcar”, dado que no tienen calorías. Pero, aunque la sacarina, el sorbitol o el ciclamato de sodio no tengan calorías, siguen siendo dulces. Esto significa que al consumirlos tu cerebro recibe la señal que estás tomando un producto dulce y va a secretar insulina porqué espera que las calorías lleguen. Paradójicamente, yo los desaconsejaría a diabéticos, ya que van a poner su páncreas a intentar trabajar sin ellos saberlo. Por otro lado, los refrescos light, han sido igualmente asociados al riesgo de padecer obesidad y diabetes, incluso con una probabilidad mayor que los refrescos azucarados convencionales.
  • acidulantes, que son los productos que dan sabor, y pueden ser naturales o bien sintéticos.
  • colorantes, aunque pueden dar sabor, normalmente sólo colorea y también pueden ser naturales o sintéticos.
  • antioxidantes, estabilizadores de acidez, conservantes. Estos tres grupos, también pueden ser naturales o sintéticos y su único fin es proteger a los acidulantes y los colorantes para que no se estropeen. O sea, para que no pierdan sabor y para que no pierdan color. También los conservantes evitan que los patógenos puedan crecer en el refresco.

Así que un refresco es una forma de beber agua disfrutando de sabores agradables y, normalmente, aumentando la ingesta calórica por vía directa, gracias al azúcar del propio refresco, o por vía indirecta.

La vía indirecta funciona con los refrescos light, como no tienen calorías pero sí el sabor dulce, el cuerpo espera esas calorías y hace que las ingieras de más con la comida. Así que una cola light te puede llevar a desear comer una hamburguesa mientras cola convencional no lo haría.

Entonces…

¿Cuándo debemos tomar refrescos?

Analizando su composición y lo que nos aportan… nunca.

¿Te has parado a comparar alguna vez los refrescos y ver cuántas calorías, azúcar aportan y si tienen otros beneficios?

Nosotros sí lo hicimos, comparamos nuestro refresco de kéfir de agua con otras bebidas similares en esta infografía.

Comparativa de bebidas y refrescos kefir agua prokey

Los refrescos salen muy mal parados.

Aportan una cantidad de calorías muy alta teniendo en cuenta el tamaño de ración (de 330ml solía ser lo habitual, pero cada vez tendemos a los 500ml). Se ingieren muy rápido, realmente no quitan la sed y acaban generando más hambre y aumentando el riesgo de sufrir enfermedades graves, como la obesidad y la diabetes. Aumentan la incidencia de caries y engordan.

Sí, engordan. Cada ml de refresco y más aún en función de la persona, es un peldaño más en la escalera que te lleva a tener barriga o cartucheras.

¿Significa esto que no podamos tomar refrescos? Evidentemente no. Podemos tomar un refresco muy esporádicamente en una situación extraordinaría de festejo o diversión, pero no habitualmente, ni incluso con moderación.

¿Cómo definimos moderación si cada persona es diferente?

Moderación es un término que se ha inventado la industria para hacerte creer que pueden tomar de todo y que no sufrirás ninguna consecuencia.

Pero es evidente que a las personas les gustan los refrescos porqué de otro modo no haríamos esas preguntas a Google.

¿Por qué nos gustan tanto las bebidas refrescantes comerciales?

Realmente es indiferente qué refresco tiene más o menos calorías, más o menos azúcar o engorda menos. Los refrescos comerciales han sido diseñados para ser muy placenteros y para que se consuman sin cesar.

Se hace por instinto, un instinto que en nuestro pasado cavernícola nos sirvió para sobrevivir, ingerir el máximo posible de aquello sabroso y alto en calorías (en aquel entonces frutas, miel y poca cosa más).

¿No te has dado cuenta que cuando bebes un refresco azucarado, a menos que bebas mucho y te hinche la barriga por la cantidad y el gas, la sed no se te va y tienes deseo de tomar más?

Así son los refrescos azúcarados, también las aguas con sabor, los diversos zumos de fruta del mercado (en que cada vez hay menos fruta exprimida directa y más purés y azúcares), los batidos, etc.

Parecería que desde Prokey estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado, pero ni mucho menos.

Dejar de tomar refrescos no implica que no puedas tomar Prokey

Hay una serie de bebidas, que, aunque técnicamente son refrescos (ya que son una bebida con base agua y sabores añadidos), nada tienen que ver con lo que explicábamos antes. Las infusiones de fruta o herbales, las bebidas fermentadas como la kombucha o el kéfir de agua, el agua de coco (ojo con esta que sí tiene algo de azúcar) o los zumos verdes, son bebidas que tienen una serie de características nutricionales que las hacen interesantes como soporte a una buena salud y como fuente de hidratación secundaria.

Y digo secundaria, ya que el agua debe ser la fuente de hidratación primaria, siempre.

Nuestro kefir de agua Prokey tiene características únicas que lo convierten en una bebida saludable. A las preguntas anteriores podríamos ir respondiendo (como hemos visto en la comparativa de bebidas) Prokey.

Prokey es bajo en azúcar y calorías, no engorda, se puede tomar cuando uno está a dieta hipocalórica, paleo, vegetariana y vegana u otros tipos, lo pueden tomar diabéticos, embarazadas, lactantes, niños y no daña sino todo lo contrario. Ya contamos en un post que Prokey es la mejor bebida isotnónica baja en azúcar.

Pero hay también otras bebidas que cumplen esos requisitos, como las infusiones (sin azúcar, claro).

Una vez sabes qué características nutricionales tiene cada producto comercial, es muy difícil que la industria te vuelva a engañar, aunque saque un refresco con etiqueta verde, o le llame ligero y salgan chicas guapas y chicos fuertes en los anuncios.

Pruébalo durante o después de la actividad física y nos cuentas. Estaremos encantados de saber qué tal te ha sentado.

Deja tu comentario o cualquier duda al respecto en los comentarios del post.

Si quieres probar los beneficios y necesitas saber dónde comprar kéfir de agua bajo en azúcar te proponemos dos opciones de Prokey con un precio muy interesante:

Disfruta de tu bebida de kéfir y si quieres contactar con nosotros haz clic aquí. Si quieres saber más del kéfir puedes seguir leyendo el blog de Prokey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *